lunes, 26 de enero de 2015

Uf, Susana




         Sé muy bien que hoy toca escribir de las elecciones griegas, pero si los helenos ya han hablado, qué puedo yo aportar. Y además, en mis 25 años escribiendo “copo” tras “copo” jamás me he ocupado de lo que han hecho los bisnietos de Aristóteles, Sócrates y Platón; de manera que habría que preguntarse el porqué ahora: ¿tal vez porque ha ganado una coalición de izquierda radical?, ¿acaso porque la segunda fuerza ha sido una derecha que llaman moderada?, ¿o porque la tercera formación en los comicios son los neonazis? No será un servidor el que pierda el tiempo dedicándolo a averiguar la causa por la que extrema izquierda ha pactado con la derecha nacionalista para formar gobierno, entre otros pequeños detalles porque de todo ese maremágnum lo que me importa es saber cuando el gobierno de Alexis va a devolver a España los veintiséis mil millones de euros que les prestamos para que siguieran tirando.

         De verdad que tampoco me quita el sueño la convocatoria anticipada de las elecciones de mi tierra, Andalucía; aunque algo habrá que decir al respecto no sea que me tilden de “pasota”, pero es cierto que lo que me quita algo de sueño son dos hechos: el primero ver la forma de convertirme en octogenario cuando mañana cumpla 79 tacos y el segundo saber que te amo sin nada a cambio -ahí se puede colocar la que desee, pero sabiendo que hablo de amores platónicos ya que mi caminar no da para más-.

         Engañaría si dijese que no estoy algo mosqueado por el hecho de que Susana, la “presi” andaluza, haya expulsado a IU a las mazmorras del silencio, pero ojo con la coalición de izquierdas porque si tiene orgullo se lo puede poner muy difícil en las próximas municipales. Tal vez mi querida Susy, ante el temor de que “Podemos” se consolide en esta tierra de María Santísima haya tirado por la calle de en medio no sea que terminen como el Pasok griego.

         Lo que no quiero que pase por mi pensamiento es que esa diablura se haya realizado para aforar de nuevo a los preimputados ex consejeros Francisco Vallejo, Carmen Aguayo, Antonio Ávila y Manuel Recio en la Diputación Permanente del Parlamento de Andalucía, hecho finiquitado hoy mismo, no sea que la juez Alaya los llame a declarar por los EREs y derivados.

         El problemón se liará cuando el PSOE-A no obtenga mayoría absoluta y tenga que pactar con Podemos o IU o el PP; vamos, que me parto de risa.

         Tiempo al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario