viernes, 23 de enero de 2015

Rumores





         Mientras Pablo Iglesias se encuentra en Grecia con Alexis Tsipras para asistir, según encuestas, a la mayoría absoluta del griego con la bonificación de cincuenta parlamentarios por quedar primero en las elecciones; por este avispero político existente en España se disparan toda clase de rumores sobre los tres grandes partidos políticos de ámbito nacional: PP, PSOE e IU, por ahora.

         Se rumorea por parte de la llamada izquierda que la salida del trullo del ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, se retrasó cuatro o cinco horas para que no coincidiera con los telediarios de las distintas emisoras televisivas; y por parte de la llamada derecha se desliza en voz baja que mira qué casualidad que don Luis fuese puesto en libertad provisional la víspera de la celebración de su Convención Nacional para que ésta pasara a un segundo plano, hecho que ha ocurrido aunque en parte aliviado por el protagonismo del ex presidente Aznar en dicho acto. Juzguen ustedes si están aburridos.

         Se rumorea por parte de la llamada derecha que la inminente convocatoria de las elecciones andaluzas es una artimaña de Susana, oh Susana, para volver a aforar a cuatro consejeros andaluces que pueden quedar en “pelotas” si pierden sus actas de parlamentarios; no queda claro que ese rumor tenga visos de ser verdad pues conduciría a la Presidenta de la Junta de Andalucía al precipicio de una novedosa conspiración, aunque en esto de conspirar se dice que la chachi ha sido la llevada a cabo por Zapatero y Bono al tomarse unos cafelitos con Pablo Iglesias y el becario Errejón, y que han dejado al Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, en bragas malvas. Juzguen ustedes si no tienen otra cosa que hacer.

         Mientras la prensa del corazón comienza a rumorear que la relación sentimental entre la parlamentaria de Izquierda Unida, señorita Tania, y el jefe de Podemos, Pablo Iglesias, se resquebraja por momentos ante la posibilidad de que la primera pueda ser imputada por estar donde no debiera a la hora de aprobar unos euros a su hermano en el ayuntamiento de Rivas, Alberto Garzón, candidato in pectore a la Presidencia del Gobierno de España, con más moral que el Alcoyano, estudia la manera de formar pareja con “Podemos”, círculo que hasta ahora le ha dado calabazas. Juzguen ustedes si lo desean.

         Lo único claro, sea verdad o mentira, es lo que ha dicho Bárcenas al afirmar que Rajoy sabía desde el principio de la existencia de la famosa caja B y que ha cobrado de ella, al tiempo, oh casualidad, salva a Aznar de semejante acción. Juzguen ustedes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada