viernes, 9 de enero de 2015

Monedero, Susana y la señora Lomana





         Que soy algo raro no me cabe la menor duda, pero qué le vamos a hacer si ya no tengo remedio.

         Digo lo que digo porque estoy esperando a golpe de Fb si se da hoy el desenlace de los asesinos de la masacre de París que parece ser están localizados y rodeados por la poli en una localidad cercana al lugar donde el Sena, dicen, ensancha los corazones de los enamorados al ritmo de pom, pom y pom.

         O sea, que me creo obligado a tener que dar la noticia en este “copo”  que comienzo de esta manera y no tengo puñetera idea de cómo finalizará, si es que finiquita.

         Y el detalle es que no lo estoy pasando mal con un grupo de amigas de Fb; que conste que también tengo amigos, pero las damas me pirran y ellas lo saben, me dan marcha y consiguen que me olvide del pesado talego de mis años.

         A todo esto, me entero que el cerebro de “Podemos” se ha comido el roscón de reyes en casa de doña Carmen Lomana, una dama de postín de la alta clase, que no casta, y asidua a “Salvemos”, por lo que entre ambas formaciones, a saber: Podemos y Salvemos vamos que chutamos y meteremos gol.

         Si a ello le unimos que el próximo día 15, aquí por Málaga, según leo en un roja media página del decano de la prensa malagueña pagada por el Banco de Santander, aparecerá Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, para dar u ofrecer un desayuno coloquio al que se tendrá acceso, según leo, mediante “rigurosa” invitación, comprenderán ustedes que el PSOE, sea andaluz o nacional, poco tendrá que hacer en la captación de votos por su selecta forma de invitar al pueblo a sus actos.

         Así lo leo y así lo narro, cuando ya cansado de la espera de saber si los asesinos eran cazados, no tuve más remedio que por puro aburrimiento y abatimiento que bajar a por un mejunje al Gran Vía que me diera fuerzas para escribir una columna de rabiosa actualidad.

         Pues bien, ha salido ésta que no deja de ser un churro adobado, eso sí, con el roscón que Monedero engulló en casa de la señora Lomana.

Ver para creer

2 comentarios:

  1. No te engañes, no tienes amigas,son admiradoras virtuales y enamoradas de tu palabra y eso engorda el ego de cualquiera, Los amigos son otra cosa

    ResponderEliminar
  2. Ahora me vetarás tambien en tu copo

    ResponderEliminar