viernes, 2 de enero de 2015

La puesta del huevo de "Podemos"




Este será el año político por excelencia en la historia democrática de España; si alguien desea ganar dinero no tiene nada mejor que hacer que abrir una casa de apuestas y que el personal se moje previo pago de una cantidad apostando doble contra sencillo para dar en la tecla de  qué colectivo político puede ganar en los pueblos, comunidades y a nivel nacional; podría forrarse el o la atrevida.

            A mí esto de la política, su análisis, manipulaciones, contubernios, navajeos, manoseos y demás armas al uso es que me pirra; es por ello que para mí será un año altamente entretenido.

            No cabe la menor duda que la auténtica incógnita se encuentra en la formación “Podemos” que lidera el eurodiputado Pablo Iglesias y al que los sondeos, baile lo que baile, le auguran un buen porvenir; su gran problema, por ahora, es saber donde va a poner el huevo de su programa.

            Por ahora ha elegido el vals como forma de baile y va dando vueltas y vueltas hasta que llegue a aterrizar; todo empezó sabiéndose hacer con los cientos de miles de indignados a los que prometió un sueldo básico de por vida trabajasen o no los ciudadanos y, parecía verse, en ellos, en la joven guardia de la Universidad Complutense, un cierto amorío por algunas repúblicas sudamericanas, especialmente Venezuela, porque Iglesias y los suyos habían cobrado buenos dineros asesorando a regímenes de ese corte político.

            Llegaron después las elecciones europeas y buena parte de la clase política española se conmovió con los cincos eurodiputados que obtuvo el personal de los Círculos y el contrario, la casta según ellos, comenzó a tomar valium a mansalva.

            Los sondeos fueron dándoles posibilidades reales de hacerse con buena parte de la tarta nacional, por lo que cambiaron los pasos del vals inicial y giraron a la derecha convirtiéndose en socialdemócratas del corte de los países nórdicos con el consiguiente cabreo de Pedro Sánchez y los suyos.

            Así estaban las cosas, cuando he aquí que el griego de extrema izquierda, señor Alexis Tsipras y su partido “Syriza”, de radical y rompedor antisistema, se presentará este mes para hacerse democráticamente con la presidencia del gobierno griego; por ello, parece ser, los de “Podemos” han cambiado del vals al sirtaki al estilo de Zorba el Griego.

            En fin, esperemos donde termina este vals de “Podemos” para saber si le podemos acompañar con total sintonía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada