sábado, 17 de enero de 2015

Ciudatans





         Con el adelanto electoral por parte de Artur Mas previsto para el mes de septiembre para ocupar la Generalitat, al líder de Ciudatans, el carismático Albert Rivera, se le presenta un problema de difícil solución, a saber, presentarse a las elecciones autonómicas para optar a la Presidencia de la Generalitat, razón primera del partido creado por él hace unos años, o hacerlo meses más tarde a la Presidencia del Gobierno de España, dada que las características primerizas de Ciudatans de ser un partido específicamente catalán han dado un salto esencial a conformarse como partido nacional y deseos de pintar algo en ese tablero con su traducción a Ciudadanos, compitiendo por una parte con el electorado de UPyD y pudiendo convertirse en bisagra de gobierno en España apoyando, como derecha moderada, al PP.

         De hecho Ciudatans nació como partido de obediencia autonómica, aunque a los pocos meses un buen número de ciudadanos comenzaron a ver a Rivera como un político con posibilidad de ejercer un liderazgo nacional; de hecho hace unos años tuve algún contacto con ellos.

         Si bien es cierto que Javier Nart, actual eurodiputado podría presentarse en Cataluña, no lo es menos que esa actitud no caería bien en el catalán que se siente español sin las estridencias de la líder del PP en Cataluña, pudiendo ocurrir que por querer abarcar demasiado vuelen las esperanzas puestas en él; este hecho ocurre en España con frecuencia, pues el pueblo español va más detrás del líder que de las ideas que representa lo que él defiende.

         La negativa de la líder de UPyD de unir su “ejército” a Ciudadanos le ha dado a Albert Rivera la alegría de ver “engordar” sus filas con los cabreados de Rosa Díez, y así vemos como en determinados territorios, esencialmente la Comunidad valenciana, estamos asistiendo a un trasvase de militantes de UPyD a Ciudadanos.

         Por ahora, lo único que sabemos con cierta seguridad es que Rosa anda fuerte en Madrid y Rivera, en Barcelona, pero como da la sensación que un buen número de ciudadanos parece que optará por lo nuevo, no tendría nada de extraño que alguna sorpresa pudiese saltar.

         Toca, pues, esperar.

www.josegarciaperez.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario