domingo, 4 de enero de 2015

Andalucía: "ramera"





            Desde siempre me llamó la atención, como alumno y enseñante, el despliegue que las editoriales nacionales daban al hecho histórico conocido por Reconquista, ya saben, cuando don Pelayo, fornido él y mesándose las barbas, allá por la cueva de Covadonga dicen que soltó algo así como un grito de “a por ellos”.

         Andaban por aquí, por esta bendita tierra andaluza, la tolerancia, cultura y libertad en perfecta sintonía conviviendo en tres religiones: cristianismo, islamismo y judaísmo con algún problemilla de por medio.

         En vez de jugar a subir piedras o a tirárselas los unos a los otros con mala uva, los andaluces se dedicaban a leer libros, gozar de la vida, filosofar, ejercer un comercio sin los sobresaltos de la prima de riesgo, construir acequias e irradiar cultura por toda Europa.

         Así estábamos por la campiña del Guadalquivir o por las Alpujarras y la bella y dulce Axarquía cuando aparecieron los conquistadores, una tropa formada mayoritariamente por castellanos y leoneses que, con una cruz en una mano y una espada de enormes dimensiones en la otra, pusieron a parir a las gentes de buena voluntad de estos campos; anidaron su semilla la intolerancia y la colonización, y un fundamentalismo religioso pasó por el aro a todo aquel que no se colocara al lado de los vencedores, y a unas miles de personas las expulsaron de sus tierras.

         Así las cosas, pasado un tiempo, llegaron los reyes de Aragón y Castilla, Fernando e Isabel (el primero conocido hoy por Fernando II de Cataluña), y pensaron en hacer uno, grande y libre todo el territorio que pudieran con la fuerza de sus ejércitos y su oclusiva razón; lo consiguieron y nació España.

         En ella nací y a ella me debo, pues mis antepasados me incorporaron y a ellos les debo respeto; pero no me hagan abjurar de mi pasado, de mi historia. “Los andaluces -dice nuestro himno- queremos volver a ser lo que fuimos”; y es que desde entonces estamos estancados, aunque hayamos cambiado la rama de olivo por el palo de golf.

         Durante este 2015 Andalucía será codiciada como granero de votos para llenar el talego de los PP, PSOE, IU, Podemos, Ciudadanos etc., a fin de dominar España para luego olvidarse de Andalucía.

         Hecho que se repite una y otra vez como cuando cogieron las maletas para irse a Madrid andaluces como Hernández Mancha, Felipe González, Julio Anguita y, hasta pudiera ocurrir que Susana, oh Susana, siga los pasos de los ya citados.

         “…La que te vendes por nada/ Andalucía, ramera./ La que muere y resucita/ Andalucía, grandeza…” (JGP)

www.josegarciaperez.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada