jueves, 31 de julio de 2014

El agosto de "Podemos"



          En cerca de cuarenta y ocho horas, la formación política “Podemos” ha afiliado a más de 30.000 personas según fuentes cercanas al entorno de Pablo Iglesias, y yo me lo creo de todas, todas.

            No existe filtro alguno para enrolarse en esta aventura a la que los expertos en política, sea casta o no, le otorgan un posible triunfo en próximas confrontaciones electorales. Usted da nombre, apellidos y domicilio, formatea cuatro o cinco datos, queda exento de pagar cuota alguna y es admitido al instante; así cualquiera, creo.

            Se inicia agosto con el mayor índice de corruptos y corruptores conocido hasta ahora; las prisiones abren sus puertas para que ilustres personajes de antaño pasen un periodo vacacional sin gasto alguno, y la bulla buena de prevé para el tiempo en que el olor a alcanfor y a la húmeda gabardina haga su presencia en el deseado otoño.

            Reza en la Constitución Española en su artículo 6 que “Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumentos fundamental para la participación política (…). Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.”

            No se entiende democracia sin partidos políticos, lo que no quiere decir que estos colectivos lo sean en su funcionamiento interno. Como buen pardillo político que fui en los albores del nacimiento de la llamada “casta” por “Podemos”, cuando se celebraban Congresos en los dos partidos políticos donde fui perdiendo mi inocencia, el menda se apuntaba a la “Comisión de Ideología”, mientras que los gurús y sus fieles -cuñados y personal de confianza- lo hacían a la de “Estatutos”, la que fija la vida interna del colectivo y el sometimiento de sus miembros a la llamada disciplina de partido, ésta era la importante y la deseada, la que colocaba a los leales en los puestos de salida que le llevarían a ocupar los cargos de importancia.

            Es cierto que no se entiende democracia sin partidos, pero no es menos cierto que los partidos políticos son en sí mismos el más claro ejemplo de lo que no es democracia, pues cada uno de ellos forma una mini dictadura de mucho cuidado que, además, ha sido aceptada y aprobada por la propia militancia.

            Confiemos en que este “Podemos”, con sus asambleas y círculos, no se convierta en una especie de adoración al nuevo “Mesías” que puede dar lugar al caudillaje, qué miedo.


miércoles, 30 de julio de 2014

Amando se entiende la gente



         No aprendo. Una y otra vez tropiezo en la misma piedra, ya saben: la política. Sobre las 12:30 horas tenía todo preparado y a mano: la jarra de agua, el maldito malboro, el encendedor, un vaso más limpio que la cuenta corriente de un jornalero onubense, un lápiz con la punta perfectamente afilada, su correspondiente bloc de notas y dos o tres mandos preparados para no perderme ni un instante del encuentro entre Rajoy y Mas.
           
Como el dicho popular es “hablando se entiende la gente” y un servidor es la mar de inocente, pues me dije: “estos dos se entienden hoy a la hora de charlar un rato largo sobre la consulta soberanista prevista por el hijo político del ex honorable Jordi, un hombre ya normalete.”

Pues eso que se dieron los dátiles, esperaron el disparo de los clics y se introdujeron en el Palacete de la Moncloa; ellos sabrán de lo que farfullaron durante más de un par de horas, pero tengo la impresión de que la posible morterada estuvo rondando más de lo debido entre los bucles del eco de la conversación.

Mientras esperaba, bebía agua ya que la hora no era la más adecuada para mis gustos. Esperé a que Artur hiciera acto de presencia en una librería con la senyera a sus espaldas para marcar diferencia y comenzó a disertar en catalán; a través de mi buen amigo Jack voy aprendiendo dicha lengua y comprendí que Mariano no había logrado convencerlo para que desistiera en su empeño independentista, por lo que intuí que estaba ante una nueva tomadura del poquillo pelo que me queda y que me recojo en tan ridícula coleta.

Rajoy no se asomó a la terraza para dar la cara; iba ya a desesperar del todo, cuando he aquí que sonó el teléfono y la voz más deliciosa jamás escuchada, de mujer por supuesto, susurró: ¿nos vemos?.

Anoté el lugar con el lápiz de afilada punta y me las piré tras beberme un vaso de agua. Mucho calor y más frío, antípodas que se besan en la apresurada locura de amor.

Pulsé con la yema de mi dedo índice el 4º-C y la puerta del portal se abrió con parsimonia; y tras subir en el ascensor la del 4º-C se encontraba entreabierta. Y allí estaba ella cubierta con una senyera de seda que se deslizó hacia sus pies y sin mediar palabra nos amamos.

Hablamos la lengua del amor y fuimos tan sólo un solo ser, una realidad, algo más que una nación; fuimos un mundo, un universo.


martes, 29 de julio de 2014

Nos queda el amor

           Las teclas de este viejo ordenador huelen fatal, hasta un servidor si no se ducha y se restriega como Dios manda desprende un fétido olor de tanto escribir sobre corrupción.

            Da uno unas pocas de vueltas por todos y cada uno de los múltiples periódicos digitales que pueden verse en esta pequeña pantalla y la peste que echan, desde El País a Voz Pópuli, pasando por todas las ciénagas descomponen las pituitarias del más pintado.

            Y sin embargo el amor existe a pesar de los Pujol, del caso Gürtel, de los EREs, y de todos y cada uno de los cientos de casos esparcidos por este mercadeo de corruptores y corruptos, de ricos riquísimos y pobres pobrísimos; que sí, querid@s amig@s, que el amor existe.

            Pues si no existiese el amor los pobres habrían dado buena cuenta de toda esta plaga de sinvergüenzas que nos rodea, que conocemos y que viven como vampiros. Si el amor fuese una entelequia o una quimera cómo soportar tanta inmundicia que nos rodea y ahoga sin parecer que no nos importa.

            De ello se valen los pícaros, ladrones e indecentes; de ello se valen porque saben que en los corazones, es un decir, existe espacio para querer olvidar, y en las botellas líquido suficiente para olvidar del todo y esperar eternamente que la decencia -la justicia sabemos que es imposible- acampe y extienda su lona entre nosotros.

            Vergüenza poca, justicia menos, decencia ninguna y aquello por lo que se luchó, la democracia, ha quedado reducida a un comercio familiar y de amiguetes donde usted, yo y mi vecino, que por cierto las pasa canutas, no pintamos absolutamente nada.

            Pero nos salva el amor, no ya el perdón o la caridad, sino el amor entre tú y yo sin intermediarios de por medio. Me queda tu caricia que alivia el escozor de la mentira, tus labios que silencian en contacto con los míos la blasfemia de la avaricia, nuestros cuerpos unidos y encadenados que impiden que lo extraño nos posea.

            Es lo único que tenemos, ese cosquilleo que me incita a buscarte y encontrarme contigo en este maldito mundo oficial donde tan sólo se busca querer y tener más.

            Allá ellos, mientras vivamos nosotros nuestra rica pobreza en el tacto de nuestro encuentro.





lunes, 28 de julio de 2014

¡Gibraltar andaluz!



           Diego Cañamero, líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores, ha anunciado para finales de agosto una marcha sobre Gibraltar para ocupar el Peñón y bautizarlo de andaluz; no creo que los británicos lo permitan, y además tengo la sensación que la misma Benemérita lo impedirá para no tener un fiasco de mucho cuidado con los que tiran a dar.

            De momento, y que yo sepa de fuentes bien informadas, se están gestando banderines de enganche por bares y tabernas para marchar sobre Gibraltar al tiempo que buena parte del personal está desempolvando los “detente” del Sagrado Corazón de Jesús y engrasando los viejos mosquetones para demostrar su españolidad.

            Y es que todo está cambiando de forma insospechada, ahora son los jornaleros andaluces y no los nietos de los antiguos miembros de la División Azul los auténticos patriotas que vuelven a reverdecer aquellas antiguas canciones que, cuando pequeño, me enseñaban los profesores de aquella asignatura de nombre Formación del Espíritu Nacional y que decía, más o menos: “Ya tocan, arrebato/ por el Peñón de Gibraltar/ Por la extranjera voz/ tras el engaño vil/ por la prisión atroz/ y la bandera hostil/ ya tocan, arrebato/ por el Peñón de Gibraltar”.

            Antiguamente, todavía quedan estertores, las izquierdas marchaban a punta de pala contra las bases de Morón y Rota; con el paso del tiempo, especialmente cuando aquello del referéndum de deshojar la margarita para entrar o no en la OTAN, casi toda la izquierda, que fue quien propuso la pregunta a través de Felipe, se arrugó, votó sí, y en los pueblos mencionados el sí fue por absoluta mayoría de sus ciudadanos que se jugaban, guste o no, buena parte de la manduca diaria; ahora ha quedado una minoría nostálgica que aún marcha sobre las bases yanquis.

            Pero lo del SAT, la auténtica estirpe jornalera que pasea sus banderas andaluzas entre olivos y fincas del poderoso ejército español, ha levantado la moral de los que daban por perdido el Peñón de Gibraltar.

            Me falta por saber si el eterno alcalde de Marinaleda, señor Sánchez Gordillo, se sumará al órdago patriótico.

            ¡Viva Españaaaaaaaa!

domingo, 27 de julio de 2014

El honorable



            Ando esto días de preparativos para ponerme a la sombra del ficus, pasear durante el ocaso por la playa “donde el viento silba nácar” y pasar unos días aburrido por propio deseo; pero no es cosa fácil el llegar a conseguir tal finalidad, pues tengo que transportar una cantidad de nimiedades de todo calibre: el lápiz poético, la pluma íntima, el teclado, el móvil y su cargador, este libro y el otro, medicamentos a porrillo, gafas de todo calibre, recetarios, el carné de identidad, el de conducir, el de la compañía de seguros etc., pues cualquier olvido supone un descalabro fatal en este jodido espacio de tiempo que llaman vacaciones. Y para más inri tengo que introducirme en el viejo Toledo de veinte años renqueando y jugármela para recorrer 450 kilómetros, que para un servidor no es tarea fácil por eso de la ataxia de Charcot.

            Dura confesión la mía, lo reconozco, y por ello caigo en la cuenta en lo que debe haber sufrido la familia del Honorable Jordi Pujol, y él mismo, para tener que haber roto el silencio desde que, más o menos, Juan Carlos I le dijera cuando lo de Tejero aquello de “tú tranquilo, Jordi”.

            El “pobre” anciano, aquel de Banca Catalana, ha pedido perdón al pueblo español, al catalán y al personal de Convergencia por haber tenido, en el más absoluto de los silencios, un buen montón de calderilla en Andorra, o sea, a la vuelta de la esquina de su casa, y no haber pagado al fisco una peseta o un euro por semejante tropelía.

            Qué habrá pasado por la chorla de Jordi para que sea en este justo momento, días antes de que Mariano y Artur se vean para tratar si desgajamos a España en dos partes o no, para que el honorable vomite semejante ignominia.

            Me tengo por bien nacido, de manera que un servidor le otorga el perdón solicitado con la condición de que pague todo lo que debe de lo que se sabe y de lo que está por descubrir, pues lo de Andorra se prevé como el principio de una chorizada de mucho cuidado sin contar el negocio de las ITV que presuntamente uno de sus hijos machacaba en beneficio propio.

            No le den vueltas al asunto, esto es la “casta” en estado honorable y purísimo propia del seny catalán.


sábado, 26 de julio de 2014

Los abuelos



            Mira por donde debemos a la tan denostada Iglesia Católica este día, hoy, dedicado a los abuelos por aquello de que atribuye a la Virgen María que San Joaquín y Santa Ana fueron sus padres y, por tanto, abuelos maternos del nacido en Belén.

            No es un día especial de esos que se celebran cantidad en los Grandes Almacenes o subidos en carrozas y presumiendo del orgullo gay, y no lo es porque el día de los abuelos son todos y cada uno de los trescientos sesenta y cinco días que componen ese espacio de tiempo que hombres y mujeres han dado en llamar año para poner un cierto orden en el paso del tiempo.

            Los abuelos son los encargados de deseducar bien a sus nietos y nietas y están obligados a llenarles sus cabezas de pajaritos, pues ya vendrán más tarde los que la repleten de buitres y demás aves carroñeras.

            Los abuelos en los tiempos libres se dedican a jugar al domino y las abuelas a otros menesteres, pero en la actualidad a causa del cambio de valores que ha tenido lugar en nuestra sociedad tienen muy poco tiempo libre pues, en la mayoría de los casos, se encargan de labores propias de padres y madres para que estos puedan ejercer el derecho al trabajo o a la caminata diaria para buscarlo, algo por cierto difícil de encontrar.

            Nosotros, los abuelos, somos un muy importante juguete para nuestros nietos haciendo de caballos, prestándonos a jugar al escondite, a contador de cuentos o compradores de chucherías; pasado el tiempo, el abuelo deja de tener la importancia y es solamente el recuerdo lo que va quedando en aquellas mentes infantiles hasta que el paso del tiempo lo borra por completo; pero hoy el abuelo y la abuela son, en gran medida, en estos tiempos de ruina económica los banqueros y gobernantes que suplen, gracias a sus pensiones, a ellos y realizan todo aquello que esta enorme injusticia que nos rodea niega a nuestros hijos y sus respectivas proles.

            Somos la vértebra que sostiene al Estado y sus vampiros, somos bastante más que Cáritas, los comedores sociales y la monja Sor Lucía, pues a la chita callando vamos tapando, unos más y otros menos, las carencias de unos torpes partidos políticos y sindicatos que nos desgobiernan mientras ellos miran complacidos sus propios ombligos.

            Honor, alabanza y dignidad a los abuelos y abuelas.


viernes, 25 de julio de 2014

Pendientes de la juez Alaya



         Al menos, por lo que respecta a los imputados aforados en el caso de los EREs fraudulentos de Andalucía parece que el calvario de la espera y la posible toma de tranquilizantes toca a su fin, pues la sevillana juez Alaya ha solicitado de la Fiscalía Anticorrupción que se pronuncie sobre cual es el tribunal competente para instruir las correspondientes causas y todos, incluida ella, puedan pasar un mes de agosto con relativa tranquilidad.

            Lógicamente sabemos qué Tribunales son los que corresponden a los altos cargos, a saber, para Manuel Chaves, Jose Antonio Viera y José A. Griñán se podrían ver las caras ante el Tribunal Supremo, los dos primeros por ser Diputados nacionales y Griñán por su condición de Senador del Reino; mientras que Carmen Aguayo (exconsejera de Economía), Manuel Recio (exconsejero de Empleo), Francisco Vallejo (exconsejero de Innovación) y Antonio Ávila (exconsejero de Economía) serían juzgados por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía al ser en la actualidad Diputados en el Hospital de las Cinco Llagas de Sevilla, a saber: Parlamento de Andalucía.

            Parece ser que esta parte del sumario, la de los aforados, se la desea quitar de en medio la juez Alaya antes de que se inicie agosto y poder seguir con el resto de imputados, muy cercano a los 200, entre los que se encuentra Magdalena Álvarez que, al no ser aforada, sería juzgada en su día como una criatura normal y ordinaria.

            Según avanzan los expertos y empollones el sumario, hasta ahora, consta de más de 300.000 folios, pero la guita del mismo parece no tener fin, pues hoy mismo la ya famosa juez ha solicitado una fianza de cerca de nueve millones de euros para los seis hijos del señor de la antigua Rumasa, que por cierto, y a pesar de su edad, también está imputado.

            Ya es hora de que este caso se resuelva de una puñetera vez para saber en qué terminan estos años de trabajo, zozobras, huidas, billetes de quinientos euros y tranquilidad para  los familiares de todos los presuntos inocentes o culpables.

            Es tiempo de que se aplique la justicia, pero, aunque me cueste un pequeño disgusto, apostaría más fuertemente por la jurisdicción ordinaria que por la extravagancia de la Suprema y/o Superior.

            En fin, poco parece ser que queda para saber algo más que rumores.

jueves, 24 de julio de 2014

Una noticia más buena que mala



       El resultado de los datos de la EPA del 2º trimestre del año no ha solucionado el problema del desempleo en España, pero han conseguido que hagamos frente a agosto con un cierto aire más risueño.

            Que se hayan creado 402.000 empleos más, la mayor subida desde el año 2008 y que el número de parados disminuya en 310.000 personas es una buena noticia de la que todos debemos alegrarnos; si a ello le añadimos que el sector privado ha generado 393.500 puestos de trabajo y que el sector público se ha quedado en un enclenque número de creación de 8.900 empleos es aún más alentador, pues quiere decir que la economía va un poquito mejor que antes.

            Ya sabemos que son los tiempos mejores para el aumento de empleo por la estacionalidad, ya saben, que si la Semana Santa o la vagancia del verano con la cita apresurada de millones de turistas es, en parte esencial, causa de estos buenos datos; pero jolines da la sensación que a algunos partidos y sindicatos no les agrada o no lo demuestran como es debido.

            De todo es conocido que la palabra “pero” es la más desagradecida y rácana que existe en nuestro hermoso lenguaje, pues en cuanto hace acto de presencia te puedes echar a temblar; por ejemplo: “Juan es un tío fenomenal, pero…”, lo que puede venir a continuación puede cercenar todas y cada una de las posibles virtudes del tal Juan.

            Y así, los portavoces de las distintas organizaciones políticas y sindicales comienzan afirmando que los datos de la EPA son buenos, pero…,  y ahí comienza un rosario de problemas que no acaban a no ser que alguien los pare.

            Somos conscientes de que buena parte del empleo es estacional, que los sueldos, si así pudieran llamarse, no son todo lo boyantes que desearíamos, que siguen existiendo más de cinco millones de parados, pero la cosa parece ir mejor y que podría aventurarse, con grandes posibilidades de equivocación, que estamos, parece ser, en un vago principio de salida de la gran crisis.

            Me alegro un rato largo, en especial porque la mayoría de los nuevos empleos provienen del sector privado lo que quiere decir que existe una cierta alegría a la hora del gasto corriente, todo ello sin salirme de madre y con el máximo recato.



miércoles, 23 de julio de 2014

¿Vuelve Magdalena?








          Vaya por delante que es una grata noticia que el Tribunal Supremo haya condenado a Jaume Matas y Carlos Fabra a la cárcel por trincar lo ajeno indebidamente; confiemos que no aparezcan indultos de por medio que ennegrezcan esta buena nueva.

            En otro orden de cosas, decir que doña Magdalena Álvarez, exconsejera de Economía de la Junta de Andalucía, exministra de Fomento durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y exvicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones del que tuvo que dimitir, según ella, por presiones de Rajoy, aunque se sabe que está imputada en el caso de los EREs fraudulentos de Andalucía y que éste ha podido ser el motivo de su salida del Banco citado, ha decidido volver a su primitivo trabajo y para ello, como inspectora de Finanzas del Estado ha solicitado volver a la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria) y especialmente a la Delegación Central de Grandes Contribuyentes, o sea, las grandes fortunas de este país.

            Me imagino que la noticia si se convierte en realidad, o sea, si le dan semejante puestecito, el canguelo puede apoderarse de esos contribuyentes que pueden ver en doña Magdalena un personaje justiciero y vengativo que va a observar con lupa todas y cada una de las entradas y salidas de tanto rico suelto por esos bancos del demonio pinchaúvas.

            No sé si el hecho de estar imputada le da derecho a volver a su trabajo, creo que sí porque la presunción de inocencia en todo lo referente a los eternos EREs andaluces la tiene asegurada como cualquier otro ciudadano o ciudadana, pero lo que no está claro es que el señor o señora encargad@ de dictaminar si doña Magdalena vea en ella a la persona más adecuada para llevar a cabo tal misión.

            Un servidor, que disfruta viendo a los poderosos poniéndose algo nerviosos, disfrutaría con la concesión de tal petición aunque veo harto difícil que sea concedida en su totalidad, o sea, que vuelva al curro en el puesto solicitado.

            Se ha creado una especie de expectación mesiánica que no creo tarde demasiado en ser resuelta.

            Quedamos a su espera.



           

martes, 22 de julio de 2014

"Muerto" y/o fallecido



           Me veo casi totalmente imposibilitado para poder explicar lo que deseo decir y, para más inri, con total seguridad seguro que no es correctamente literario el hacerlo con pelos y señales; pero como sé que si no lo intento puedo fallecer para todo el mundo lo voy a hacer para que algunos o algunas de ustedes me den el pésame por estar muerto” para un grupo de personas que me tiene por tal, por fallecido.

            Son más, pero esencialmente me refiero a José Sarria, Morales Lomas, García Velasco, Benítez Villodres y Antonio J. Quesada, todos ellos escriben en este medio y con ellos he compartido mesa, vino, tertulias literarias, buena amistad, libros de poemas, antologías, recitales de poesía y tiempo, mucho tiempo; todos ellos escribimos columnas en Diario de la Torre.

            Durante años formamos lo que se llamó el “Grupo Málaga”, un conjunto de personas reunidos en torno a la literatura y que duda cabe que, sin darnos cuenta, terminamos en la amistad.

            Hace veinte años más de un centenar de escritores fundamos en Granada la Asociación de Críticos Literarios de Andalucía de la que fue su primer Presidente el poeta Antonio Hernández, poeta que me otorgó el honor de ser Vocal Adjunto a la Presidencia; durante diecinueve años fui miembro del Jurado de Poesía que galardonaba los mejores libros de poesía escritos por andaluces o con residencia en esta tierra con el “Premio de la Crítica de Andalucía”; hará cinco o seis años fue Morales Lomas el nuevo Presidente y un servidor, porque el lo quiso, siguió de Vocal Adjunto; pero este año -creo que pedí mi dimisión por algo que ni recuerdo- fui cesado sin una llamada de teléfono por medio y tachado del Jurado de Poesía, o sea, “muerto” a una labor de un quinto de siglo.

            Habrán pasado cinco años que, junto a Pepe Sarria, conformamos una candidatura para llevar las “riendas” de la Asociación Colegial de Escritores de Andalucía, él como Secretario General y un servidor, el muertovivo como Presidente. Creo que algo hicimos, y lo que hicimos estuvo bien hecho; lo más importante de nuestra labor fue la creación del Premio de las Letras Andaluzas, premio que ha recaído sucesivamente en Manuel Alcántara, Rafael Guillén, Antonio Gala y Antonio Hernández y con ello conseguimos que la Asociación recorriera los caminos de Andalucía con cierta carta de ciudadanía que sigue manteniendo y que irá a más con la nueva Junta elegida en este año en la que sigue José Sarria como Secretario General y en la que no contaron con un servidor para formar parte de la candidatura.

            Sus razones tendrán, pienso yo, pero las desconozco a no ser que sea esa mandanga inventada de que el Consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, solicitó mi “cabeza” por mis críticas escritas a la labor de dicha Consejería.

            Hoy leo y me alegro que el Grupo Málaga ha publicado su número 2 de la Revista Literaria Sur, buena revista por cierto; entre los que conforman dicho Grupo aparecen antiguos nombres, los ya citados y alguno nuevo, pero yo no existo para ellos porque he muerto para los mismos.

            Hay una excepción, Morales Lomas sigue colaborando con Papel-Literario, una revista creada hace más de veinte años por los poetas Antonio Romero, Pedro Vizoso y el que estas líneas escribe, y al que con el transcurrir del tiempo colaboraron más de cien escritores, entre ellos los aludidos en el segundo párrafo de este “copo”.

            Lógicamente, tras este escrito, puedo pasar de “muerto viviente” a “fallecido total”, y más cuando pienso que este “copo” será el principio de un libro titulado “Historia de una traición” o “La chica de Granada” que iré publicando en mi blog particular, a saber, “el copo de pepe”.

domingo, 20 de julio de 2014

Mujer y hombre

          Estoy asistiendo estos días a la lectura, por mi parte, de escritos sobre la mujer y el hombre o viceversa y siempre ha sido un tema que he eludido por lo discutible que es, cree un servidor; pero hoy por no volver a la mandanga de la política o a al milagro del amor, y porque no quiero diñarla sin dar mi opinión, voy a realizar algunas reflexiones particulares sobre lo que pienso del tema, tan escabroso para tantos y tantas.

            Creo que somos iguales, pero totalmente diferentes. Iguales porque somos personas y distintos porque somos diferentes sexos que se complementan para conformar una pareja, ya sé que existen otras de igual sexo, pero yo me refiero a la tradicional.

            Otra cosa muy diferente es que esa igualdad sea hoy totalmente una realidad social, todavía en ese aspecto queda mucho camino por recorrer aunque algo se ha conseguido.

            La mujer lleva en sí misma incrustada el instinto maternal, lo que le hace creadora y garante de que la especie humana no desaparecerá. El hombre es un ser más primario que la mujer, lo que no quiere decir que sea un borde que trata a ella como algo cosificado; los que esos hagan no deben ser tratados como tales, sino como primates.

            Somos, mujer y hombre, seres complementarios; al menos yo tengo a la “pastora” con la que convivo como mi complemento y viceversa. Ambos hemos trabajado laboralmente en la misma profesión, hemos cobrado lo mismo y hemos tratado a nuestros alumnos con respeto y cariño, pero para “mi” mujer la chavalería eran una continuación de ella misma y para mí, alumnos a los que debía de educar e instruir. Y los mismos chavales, por lo menos en aquellos tiempos de maría castaña, nos trataban de forma totalmente distinta; con más cariño a ella, tal vez porque veían la figura de sus madres, ¡oh las madres!

            Por más que algunas asociaciones se empeñen en la total igualdad, puedo asegurar y aseguro que a las niñas les gusta más una muñeca que una pistola de juguete; desde su más tierna edad, salvo raras excepciones, las pequeñas juegan a ser madres, mientras los niños, al menos en los pueblos, siguen bailando el trompo o haciendo “burradas”.

            Prefiero una mujer a un hombre, no ya por lo que puedan imaginar los y las más retorcid@s, que también, sino porque en la mayoría de ellas hay algo incrustado que me hace más persona, completo y feliz: es su ternura, tal vez es que recuerde demasiado a la que le debo la vida.

            Soy de los que me alegro, lo digo a plena luz y a grito vivo, de que la mujer y el hombre no seamos iguales, sino que siendo dos seamos uno.

            Ea, ya me he quedado más tranquilo.


sábado, 19 de julio de 2014

Susana y la Constitución



            No es que un servidor la tengo tomada con Susana, oh Susana, Presidenta de la Junta de Andalucía gracias a la marcha que Griñán realizó rumbo al Senado para salvar algunos muebles y que, de la noche a la mañana la buena trianera se ha convertido en el paradigma del socialismo español poniendo o eliminando posibles secretarios generales y paseando su fértil liderazgo por todos y cada uno de los territorios españoles y oyendo a las baronías socialistas para que éstas escuchen a ella.

            Ahora ha estado de viaje por Cataluña para arropar al nuevo secretario del PSC, señor Iceta que si se descuida un poco se convierte en el lobo solitario del socialismo catalán.

            Y allí en la ciudad de la Ramblas ha instado a que Rajoy y Mas convoquen la comisión constitucional para iniciar el cambio de la Constitución que los españoles nos dimos en 1978, y todo ello delante de su jefe superior inmediato, Pedro Sánchez, que pinta delante de Susana lo que yo delante de mi mujer, o sea, nada.

            Que no digo que no sea necesario cambiar la Constitución que deseaba encantar a todos y todas, y que más o menos lo consiguió hasta que primero Ibarretxe, ahora Artur Mas y mañana Urkullu les entró el maldito gusanillo de querer formar estados o naciones independientes, sin olvidar a los proetarrras  que buscan un estado más ambicioso con la incorporación de Navarra y parte del sur de Francia al País Vasco actual.

            Qué es lo que hay que cambiar, presidenta de mis entretelas, para que toda la flora humana española, introduzco a “Podemos” en ella para que estemos contentos, felices y orgullosos de la norma suprema que debe guiar y amparar a los frágiles españolitos y españolitas de este país.

            ¿Tendrá que seguir vigente que España es una nación única e indivisible? ¿Habrá que convocar un referéndum para que la ciudadanía se defina sobre si deseamos seguir con la Monarquía Parlamentaria o la mandamos a paseo para que la III República sea nuestra forma de gobierno? ¿Tendremos que seguir con el estado de las Autonomías o cambiar a una España federal o como dicen algunos de sus “hijos adoptivos” conformar un sistema federal asimétrico? ¿Debemos definir y ejecutar que los ciudadanos estamos muy por encima de los territorios? ¿Habría que abolir el siempre discutido Título VIII de la Constitución por muchos?

            No sé lo que tú Susana, oh Susana, piensa de todo este berenjenal, pero si me atrevo a asegurarte que aquellos que parimos la actual Constitución hicimos, palabra de honor, lo que concebimos mejor para una España que salía herida tras cuarenta años de dictadura, pero que ahora, está en la UCI en estado casi catatónico.

            Decid excelentísima Susana en verdad qué España queréis, porque los pocos viejos roqueros que quedamos de 1978 no sabemos muy bien cual es vuestro modelo de Estado para esta nación.




viernes, 18 de julio de 2014

Brindemos



          Lo venía presintiendo. Es de esas cosas que salta a la buena vista: el color sonrosado de la piel, sonrisa abierta, cierta tripilla sin llegar al “michelín”, escasa o ninguna ira y sentido del humor, mucho sentido del humor son algunos de los atributos del buen catador y bebedor de vino.

            Ahora nos llega K. Slowing, entre otros científicos del país que promulgó la más indeseable de las leyes, la Ley Seca, y nos comenta que, además de los consabidos beneficios que para el corazón tiene una copa de buen vino, en las entrañas de la uva negra, la buena, se halla el Resveratrol, una sustancia que nos salva de ciertos padecimientos que mejor ni nombrar.

            El nombre no tiene nada de bonito ni por fuera, pero la noticia es una de las más alegres y de mayor alcance producida en lo que va de año.

            Si nuestros políticos, todos, los de la casta y los otros, en vez de buscar fórmulas para brearse los unos a los otros, ejercitaran con frescura y premura los resultados del descubrimiento de Slowing otro gallo nos cantaría, o sea, dicho de otra forma, si tomaran sus copas de buen vino, la maldita manía de estar siempre con la fusta en la mano iría desapareciendo; hasta las trémulas caras de cazadores de los otros iría dando paso  a rostros de felicidad insospechada.

            Ya por el siglo XIII, nuestro ilustre Gonzalo de Berceo, riojano, o sea nacido en tierras de buen vino, el que cantara a la Virgen de todas las maneras posibles, dejó escrito aquello de “bien valdrá como creo un vaso de buen vino”.

            La noticia, pues, es de tal magnitud que todos y todas deberíamos alzar la copa y brindar por ella, por la noticia. ¿Se imaginan ustedes una España en torno a una buena botella que nos anime a soportarnos unos a otros?

            Brindemos y bebamos que con el vino nos salvamos; eso sí, con moderación y buen hacer, porque el hígado no perdona. Se ruega a los abstemios y abstemias no contesten a esta alabanza o los que pudieran creer que este “copo” es una clara incitación al pecado o a machacar la salud.



Extraño día



           Cuando alguien, supongamos que un servidor, dice o cree que el día ha transcurrido de una forma extraña, qué querrá decir me pregunto.

            Usted que es buen amigo o amiga puede suponer, y no le faltaría ni pizca de razón, que ha tenido un accidente o que se ha topado de repente con un amor que creía desaparecido o que se ha encontrado a sí mismo o que ha decidido, aunque le cueste tela, que ya está bien de vivir un mimetismo fatal hasta el último día de su existencia.

            En fin, que ha ocurrido algo extraño capaz de trastornar los parámetros oficiales en que se mueve este pseudomundo al que estamos acostumbrados al intentar supervivir para que todo transcurra con aparente normalidad.

            Pues no, si pensaran  de esa forma estarían en la antípoda de la auténtica normalidad, o sea, la de vivir cada día como un espacio de tiempo totalmente diferente al lejano ayer, ese tiempo que puede convertirse, y de hecho lo hace, en un desierto sin posibilidad de encontrar un arrullador oasis en el que descansar por unas horas y seguir caminando como si tal.

            Así que hoy, por determinados problemillas de poca monta, acudí a una cita médica -ya podía ser otra clase de cita, esa que usted y yo pensamos en estos instantes- y el galeno me introdujo, previa medicación que todo lo puede remediar, en la posibilidad -digamos que improbable- que estos últimos años de existencia pueden mermar más de lo apetecido.

            Ante la fatal noticia, pero posiblemente probable, el que escribe y suscribe, un ciudadano del montón, se ha rehecho y ha hecho frente al diagnóstico mediante la ingerencia de algún que otro JB que han conseguido ponerme el mundo por torera y hacerle frente de forma noble, normal y sin paliativos que adormezcan este mundo, fatal en toda su extensión, al que amo y del que me cuesta trabajo desprenderme.

            De manera que me he venido a mi psicoanálisis particular, escribir lo que siento, para pregonar por todo tiempo y lugar, especialmente por los mares que a través de sus caños cubren mi adorada marisma que me llevan al Puerto del Terrón que os amo, os cubro y espero de vosotros y vosotras sepáis comprender que la vida es un tránsito que nos lleva a lo ignoto, que por desconocido, debe ser admirable y admirado.

miércoles, 16 de julio de 2014

Metanoia



              Estamos asistiendo en España durante estos últimos días a un estado total de “metanoia”, palabra griega que significa cambio de mentalidad o, para entendernos más llanamente “darle la vuelta al calcetín”, aunque también se podría explicar más torpemente como el inicio de una revolución que no se sabe muy bien donde puede terminar pero sí que sabemos que su inicio se encuentra muy ligado a la formación política que lidera Pablo Iglesia y cuyo nombre es “Podemos”.

            Sondeos, entrevistas, conversaciones de barra de bares, artículos, pequeños cambios en la ya bautizada “casta”, declaraciones de derechas y de izquierdas contra el independentismo, Sor Lucía, el camarero que entró en el hotel Ritz, la cancha que determinadas televisiones otorgan a Monedero y compañía, los bancos, los ricos, los pobres, los EREs, la juez Alaya, UGT, el no de los eurosocialistas españoles a Juncker, los niños con hambre, las capillas católicas de la Universidad Complutense y un largo etcétera están conformando un caldo de cultivo en la olla de la resignación que está a punto de explotar en cualquier momento, que bien pudiera ser cuando este verano los que tienen o tenemos la suerte de veranear y echar alguna que otra partida de dominó y estemos a punto de ahorcar un seis doble cualquiera, se nos indigesten los doce puntos conseguidos.

            En Izquierda Unida, la tapadera del PCE oficial, están tocando la marcha fúnebre de Mozart para que el camarada Cayo Lara deje paso por las buenas al joven malagueño Alberto Garzón para que éste, atrevido y joven, ligue con el personal de “Podemos” antes de que Sor Lucía e Iglesias se merienden a la formación oficial de izquierdas.

            Susana, oh Susana, avisa a su elegido Pedro para que este no apunte contra “Podemos”, y los posibles cañonazos vayan dirigidos contra el PP de Rajoy, su enemigo natural. Y de pronto, porque sí, otro grupo del que no se sabe su procedencia, pero que se llama “Ganar Madrid” ha presentado su tarjeta de visitas para conseguir el dominio de la capital del Reino, reino que por cierto corre un cierto peligro de supervivencia.

            Así las cosas, la derecha se repliega a sus cuarteles de siempre y pide a sus fieles eleven preces para que todo el batiburrillo se desmorone y no se compacte un Frente Popular que la desintegre.

            Esto es como yo lo veo, pero como mi chorla no funciona todo lo bien que yo quisiera no hay que hacerme ni puñetero caso, o sea, el mismo que al ya citado camarero.




martes, 15 de julio de 2014

"Gracias, Marine"



         El gran pacto entre socialdemócratas y populares europeos, avalados por los liberales, ha llevado al luxemburgués Juncker a presidir la Comisión Europea, que guste más, menos o nada, será, en buena medida el encargado máximo de repartir el “bacalao”.

            En contra votaron un variopinto y numerosos grupo de europarlamentarios que va desde la izquierda más radical hasta la extrema derecha de Marine Le Pen, pasando por los euroescépticos y los socialistas o socialdemócratas españoles por orden de su ya virtual secretario general Pedro Sánchez.

            No será un servidor el que analice o critique esta primera orden dada por el todavía no ungido, que ha sido acatada por algunos socialistas españoles a regañadientes, caso de Ramón Jáuregui, pero el que manda manda y al “mandao” no le queda más remedio que obedecer.

            El conjunto de los votos afirmativos de hecho configura un grupo compacto formado por el centro izquierda y derecha europeo; los que han votado negativamente es un conglomerado de imposible definición en el que se encuentra los que desean salir del euro, la izquierda radical que en el caso español  sería la formada por Izquierda Unida y Podemos, y los discípulos de Elena Valenciano, el PSOE, que en realidad no se sabe muy bien donde se encuentran políticamente en estos momentos o es que lo han hecho porque el enemigo a batir ya no es el Partido Popular sino la formación que lidera Pablo Iglesias, vaya usted a saber la verdad, porque yo, palabrita de honor, no lo sé con seguridad.

            En fin, cada maestrillo tiene su librillo y ellos o él habrán estudiado profundamente si ésta era la opción que más les interesa, aunque no sea la que interese nuestro país.

            Como esto no da para más pues sería meterme en un embrollo crítico de difícil salida, me quedo con la fina ironía de Juncker cuando en contestación a Marine Le Pen le ha agradecido que no le haya votado.


lunes, 14 de julio de 2014

Pedro "Díaz"



           De política, dada mi edad, entiendo poco por no decir nada. En un primer momento, me estoy refiriendo a los años cuarenta y tantos del pasado siglo, con mucha vista por mi parte, me aprendí de memoria los llamados “puntos de Falange” y con ellos en la chorla aprobé todas las oposiciones a las que me presenté ya que, machaconamente, viniera a cuenta o no, colaba en el tema escrito cualquiera de los escritos joseantonianos y la cosa estaba chupada.

            Después de ser santo durante una buena etapa de mi vida, porque lo fui sin duda, y muerto el dictador, vinieron varias personas para que optase por una corriente política y de sopetón, y tras ir hablando de santidad por poblaciones malagueñas, me dieron un acta de Diputado al Congreso, tomé asiento en mi escaño e intenté que la gente fuera santa para cambiar esta sociedad que sigue exactamente igual que siempre.

            Caí en la cuenta de que iba perdiendo parte de mis ganas de subvertir el mundo a mejor, y me las piré para seguir siendo yo con mis pocas virtudes y grandes defectos; pero bueno, tras ese paso fugaz pero profundo por la vida política quedé estigmatizado por los siglos de los siglos, ya que todos y todas siguen diciéndome lo mismo que los alcaldes franquistas que conocí en mis años de hambre de maestro escuela, a saber: “me parece que usted es algo político”; sambenito que, a pesar de los años transcurridos, sigo escuchando una y otra vez infiriendo del dicho que me están diciendo cualquier cosa menos “bonito”, pero bueno, lo acepto y apechugo con él.

            Habrán caído en la cuenta que al no entender de política he titulado este copo con el nombre de Pedro “Díaz” en honor a Pedro Sánchez que es el militante socialista que ha ganado por goleada a la alemana a sus compañeros Madina y F. Tapias.

            Y es que parece deducirse de los resultados de las primarias socialistas que ha sido Susana, oh Susana, Díaz la hada madrina que con su varita de poder mágico ha conseguido que la mayoría de los militantes andaluces hayan apostado por Pedro, Petrus, piedra y sobre ella edificaré otro PSOE trianero y sin EREs fraudulentos que lo enturbien.

            Honor y alabanza a Susana Díaz que no habiendo todavía unas elecciones se ha convertido en la “dama de hierro” del PSOE; por ello, cuando gane las primeras se convertirá en la primera Presidenta del Gobierno de España, pero eso ya lo decidirá la bética cuando lo considere oportuno, porque hoy por hoy no existe en el partido socialista quien le tosa.