miércoles, 5 de noviembre de 2014

El ansiado CIS




Bien, ya tenemos el ansiado sondeo trimestral del Centro de Investigaciones Sociológicas, con su buen cocinado, entre nosotros, y ya sabemos que “Podemos” es una fuerza política que en intención de voto está situada en tercera posición tras PP y PSOE, y que en intención directa de voto es la primera por delante de PSOE y PP; también profetiza que Izquierda Unida y UPyD se pegan el batacazo, y que Ciudadanos tendrá cierto poder en Cataluña, mientras que en el resto de España goza de poco interés.

            Este podría ser el resumen del resultado que se nos presenta, y la primera noticia que sale de él, según declaraciones de “Podemos”, es que la formación política ya ha sido llamada a TV1 para que se codee con la “casta” en su propia casa; falta saber si esto último, pasar del Canal 33 de Madrid a la más importante de las televisiones es bueno o malo para ellos.

            También es noticia de que “Podemos” va a crear su propio sindicato que llevará por nombre “Somos” y que, por lo tanto, el partido ya está preparado para ganar la batalla al PSOE con su UGT y a IU con su novia CCOO. El PP, que no tiene sindicatos aunque existan algunos “amarillos” a su alrededor, conserva un electorado muy fiel que, tal vez, a la hora de votar, no a la de identificarse en un sondeo, se piense si seguir votando a la gaviota o quedarse en su casa, lo que no hará su simpatizante es votar al guapera de Pedro Sánchez o al coleta Pablo Iglesias, de ahí que todavía mantenga viva la esperanza de que si los diferentes trullos no se siguen abasteciendo de dirigentes populares vuelvan a votar a los de la “gente de bien”.

            Queda por dilucidar como va a influir en los españoles de capa y espada, a los castizos me refiero, el numerito que se avecina del próximo día 9 de noviembre en la tierra del Barça, en la que por cierto, a lo claro y criticado por todos, el PP de Rajoy parece cumplirá la Ley a rajatabla mientras el PSOE de Sánchez sigue haciendo piruetas con una posible, pero muy difícil, reforma de la Constitución encaminada a dar más cuerda, o sea, más desigualdad respecto al resto de la ciudadanía española, a los habitantes de Cataluña; fíjense que Saulo Iglesias, por ahora, y a la espera de que el vendaval de la indignación siga soplando a su favor, no se moja en esa cuestión de Estado.

            Un servidor, husmeador por vocación, les seguirá informando como es debido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario