domingo, 23 de noviembre de 2014

Disposición transitoria cuarta




Por aquello de los pactos para que el PNV votase sí a la Constitución Española, se incorporó  a la misma la “disposición transitoria cuarta”, que en su apartado 1) dice así:En el caso de Navarra, y a efectos de su incorporación al Consejo General Vasco o al régimen Autonómico vasco que le sustituya, en lugar de lo que establece el artículo 143 de la Constitución, la iniciativa corresponde al Órgano Foral competente, el cual adoptará su decisión por mayoría de los miembros que lo componen. Para la validez de dicha iniciativa será preciso, además, que la decisión del Órgano Foral competente sea ratificada por referéndum expresamente convocado al efecto, y aprobado por mayoría de los votos válidos emitidos”; pero no por ello el PNV votó sí a la Constitución.
            Mediante esta Disposición 4ª, Navarra puede ser incorporada a régimen autonómico de Euskadi si así lo aprobase el gobierno navarro y el mismo pueblo en referéndum obtuviese una mayoría simple. Vamos, que los navarros, privilegiados con su régimen foral económico, podrían pasar a ser vascos en un santiamén según la correlación de fuerzas políticas que existan en su gobierno autonómico y el soplo del viento nacionalista que en esos momentos corra por el pueblo navarro.
            El último sondeo realizado sobre intención de voto en Navarra ha dado el siguiente resultado: “Podemos”, sin saber el nombre del candidato, se convertiría en la primera fuerza política con 19 parlamentarios; en segundo lugar se situaría Bildu con 11 escaños, seguido de la formación nacionalista Gaeroa-Bai con 4 de ellos. Unión del Pueblo Navarro (UPN) bajaría a 8 parlamentarios, seguido del Partido Socialista Navarro con 5 escaños y tras ellos una rociada de minipartidos con muy escasa representación, entre ellos el PP. Solamente con los votos de las dos primeras fuerzas, “Podemos y Bildu”, por mayoría simple se podría convocar un referéndum para anexionar o no Navarra a Euskadi.
            Por Navarra son todos conocidos en sus señas de identidad, a saber, los hay que desean seguir siendo navarros (UPN, PP y PSN) y los que prefieren ser vascos (Bildu y Gaeroa-Bai); lo que no se sabe es lo que piensa el colectivo de “Podemos” respecto a su apuesta autonómica, por lo que en el supuesto que dicho sondeo se convierta en realidad, mucho me temo que, dadas ciertas simpatías de Pablo Iglesias hacia formaciones abertzales, Navarra podría convertirse en la cuarta provincia de Euskadi.

            Creo que dado el deseo del PSOE por reformar la Constitución, se debía comenzar dicho proceso reformando o aboliendo la citada disposición transitoria cuarta, hecho al que se sumaría el PP de inmediato; y santas pascuas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario