domingo, 2 de noviembre de 2014

Camino del cielo




Según un sondeo de Metroscopia realizado sobre mil personas durante la semana de la corrupción “Púnica”, la de los corruptos del PP y PSOE, éste en menor medida, “Podemos” se convertiría, si ahora se celebrasen elecciones generales, en la primera fuerza política de este país, por nombre España, seguido del PSOE de Pedro y allí, en lontananza, el PP del registrador Mariano, asistiendo al hundimiento de IU, Ciudadanos (lo siento por Ana D.) y UPyD; el personal no llega a creérselo del todo, pero un servidor de ustedes y del amor de la “A” a la “Z”.

            Alguien, alarmada, me ha llamado esta mañana por teléfono para quedar mañana y hablar de política, creyendo que sé algo del tema; he aceptado la invitación en Casa Aranda, lo mejor del mundo en churros y chocolate y, con ello, tengo la mañana entretenida. Me comentaba la hembra en cuestión que se está pensando votar a la formación que lidera el futuro Presidente de esta nación, señor Iglesias.

            Y la mujer que invierte en churros para saber de política es dama de alta alcurnia, esencialmente en sus ojos de color caramelo y con una especie de aura celeste que la convierte en un milagro andante; quiero decir que no es una pedigüeña o tiesa del montón, sino una señora que, harta hasta el coco de saber de corrupciones, se plantea un cambio de mentalidad con cierta profundidad.

            Uno llega a creerse lo de Metroscopia que, a buen seguro, mañana será más o menos avalado por el sondeo del CIS, realizado antes de la maraña de Granados, y por tanto no tan negro para Rajoy y los suyos.

            Pues bien, entre churro y churro, le diré a la misteriosa dama que el pueblo -ahí entran ricos, clase media esquilmada y el ejército de los tiesos- está hasta la coronilla y/o el moño de tanta mierda acumulada en los programas de los dos grandes partidos, de los cientos de corruptores y corruptos que se conocen y de los miles por conocer, de una justicia que, por lenta, se hace insoportable, de la gran fosa de cadáveres vivientes y de la mofa chulesca de los que excavan dicha depresión, de la manifiesta indecencia de buena parte de los capos políticos y, por fin, de su propia sumisión al miedo de un cambio radical, o sea, de la vuelta a la raíz de la auténtica democracia, a saber: la lucha por la igualdad entre los ciudadanos.

            Que sí, querida, se siente que el personal, en este momento, está por darle la vuelta a la tortilla.

            Mañana, no sé.

2 comentarios:

  1. Pepe... afortunadamente el pueblo está comenzando a coger la sartén por el mango. Desconocemos si servirá para freír o, simplemente, para saltear.
    UN fuerte abrazo que hace mucho tiempo que no participaba.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús. Ya veremos como acaba esta cacharrería.
    Abrazos

    ResponderEliminar