miércoles, 22 de octubre de 2014

El toque de Susana a Pedro



Susana, oh Susana, Presidenta de la Junta de Andalucía ha dado un pequeño toque de atención a Pedro, Secretario General del PSOE, su niño preferido y al que aupó a llevar las riendas del Parido centenario, aunque contando en buena parte con ella.

            Susana, que por cierto aún no ha ganado ninguna elección ya que su asunción a los cielos de la Tierra de María Santísima se debe a la escapada de Griñán al paraíso del Senado, es la que manda y ordena en el PSOE porque la organización andaluza es multitudinaria y obediente a la princesa de Triana.

            Susana, bética y catequista que fuera, le ha dado un pequeño tirón de orejas a Pedro por algunas de las barbaridades que este ha largado en esos momentos de sopor que todos, unos más  otros menos, alcanzamos cuando deseamos superarnos a nosotros mismos sin tener en cuenta que estamos constreñidos por nuestra particular forma de ser.

            Una de las actuaciones de Pedro que no ha gustado a Susana fue su intervención, a salto de mata y voto, en el programa Sálvame y así se lo ha hecho saber; la segunda metedura de pata de Pedro fue la de prometer funerales de Estado para las víctimas de la violencia de género por parte del machismo más ordinario; y ya la tercera, la que parece ser que ha enfurecido a la madrina de Pedro es cuando éste a pregunta de un periodista, ha asegurado que él, en caso de llegar a gobernar España, suprimiría el Ministerio de Defensa, pensando, quiero creer, que con los policías municipales tenemos suficientes argumentos para defendernos de un posible ataque del exterior.

            Pero en el fondo lo que más molesta a Susana de las cosas de Pedro es su ambigüedad con el “caso” catalán y su ya pesada promesa de reformar la Constitución sin decir por qué, para qué y cómo, a no ser, piensa Susana, que para endulzar el sueño de una Cataluña con más privilegios que el resto de las demás Comunidades, incluida Andalucía.

            Por todo ello ya se habla de que Susana, oh Susana y su misterio absoluto, está preparando su desvío hacia la política nacional para alcanzar por las buenas ese cielo que “Podemos” desea conseguir por asalto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada