lunes, 1 de septiembre de 2014

Una corruptela sin más




En este pequeño caso de presunta corrupción todo está por aclarar, pues los hechos abarcan el periodo que va de  entre 2002 y 2011, y comparado con las “pujoladas” y otros desbarajustes de decencia la cantidad arremolinada entre dedos, euro a euro y los festivos algo más, no llega a la cantidad de 100.000 euros.

            El juzgado de Instrucción número 2 de Nules (Castellón) ha iniciado una investigación contra la que en su día fuese concejala socialista de la localidad de Onda, Carmen Verdia, por entender la Fiscalía que puede existir delito por parte de la mencionada “ex” por haber rapiñado la cantidad ya descrita en los cepillos de la ermita de El Salvador de dicha villa.

Todo esto se sabe porque el alcalde, por cierto del PP, ha informado a la opinión pública a toda prisa ya que el ayuntamiento había iniciado una investigación ad intra y había tomado declaración a varios testigos.

El juez tipifica los hechos de la presunta ratera como un  delito continuado de apropiación indebida, pues la concejala fue la responsable de la gestión de la ermita durante diez años y parecer ser, según indicios, que pudo quedarse con buena parte de los donativos que algunos creyentes depositaban en los cepillos de la capilla y que la tal Carmen se “cepillaba” un día sí y el otro también, así como de las cantidades por venta de medallitas, escapularios y encendidos de velas eléctricas.

Desde el Consistorio Local se afirma que “no se desea hacer política con un tema tan serio”, y aunque ignoro lo que se intenta, el detalle es que el tema de los cepillos ha saltado a la “canallesca” y hoy ya lo sabe hasta el párroco de La Antilla, lugar por donde andan diciendo que ha colocado sus correspondientes candados en la Ermita de la Virgen de la Bella.

Tal vez esto no tenga la importancia suficiente para ser descrito en una columna de opinión, pero al escribidor en cuestión le llama la atención dos detalles, a saber: la constancia de doña Carmen en el hecho de la trincalina diaria en el depósito de fe de sus vecinos y el adelantamiento a su secretario general, Pedro Sánchez, en la ruptura de lo que llaman el Concordato con la Santa Sede.

Así nos va.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada