sábado, 13 de septiembre de 2014

¿Regeneración?



Los subjefes de los dos partidos que hace años eran enormes quieren llegar a un Pacto de Regeneración política con otras fuerzas parlamentarias, si se intenta regenerar es porque lo actual anda mal, huele peor y, por tanto, hay que intentar mejorarlo.

            Pues ahí han estado dale que dale al manubrio con la misión, por parte del PP, de introducir en esa negociación el posible cambio de la Ley Electoral para los municipios del Estado y no se sabe muy bien si le meterán mano a la norma que rige los comicios autonómicos.

            El PSOE se ha negado rotundamente a introducir en el mismo paquete “regeneración” y “posible cambio de la ley electoral municipal”, a lo que el PP ha respondido con una Mesa de Partidos para estudiar detenidamente lo de la elección directa de Alcaldes.

            Todo ello se debe a dos hechos importantes: el primero de ellos es que el país desprende un aroma a putrefacción que ya no hay dios pequeño o grande con capacidad de que las pituitarias sean capaces de aguantarlo, y el segundo se debe a la irrupción de “Podemos” en el mapa político europeo y las expectativas positivas que los sondeos señalan para el colectivo que comanda Pablo Iglesias que, de ser ciertas, arrebataría al PP una buena parte de alcaldes de grandes ciudades si se produjeses pactos postelectorales entre PSOE, Podemos e IU.

            Seamos serios que ya es difícil, lo de la regeneración tiene mandanga pues el cuerpo político, en su conjunto, está tan enfermo que sacarlo de la UVI va a costar lo suyo; y no me refiero solamente a los sonados casos de corrupción, que también, sino a ese conjunto de leyes que es necesario poner en marcha para realizar la tercera transición, o sea, la que está por hacer: la judicial, porque la política y militar ya se consiguieron.

            En cuanto al cambio de la Ley Electoral Municipal es lógico que el PP desee cambiarla, porque supone, no sé si con razón o no, que en cualquier localidad donde no obtenga mayoría absoluta, la suma de Podemos, PSOE, IU y cualquier colectivo más les arrebataría el poder.

            Rajoy goza de una amplia mayoría absoluta que le permite legalmente, si lo desea, cambiar dicha Ley. Si lo hiciera está en su perfecto derecho, otra cosa es que parece no muy ético que realice la reforma cuando los equipos, los partidos políticos, están ya en la fase de entrenamiento.

            Ya veremos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada