domingo, 14 de septiembre de 2014

Mi día en ti



Y mira que tengo tiempo
para cantarte mis nanas
cuando nos llega la tarde
y la noche nos abraza.

Te cubro durante el día,
pero es al saltar el alba
cuando saco punta al lápiz
para escribir que eres mi hada
al silencio que despunta
y se columpia por mi alma.

Y voy siguiendo a la luz
que decae en tu llegada,
susurran que es el ocaso
pero sé que es alabanza
que pone Dios, el Misterio,
para que tu luz de cada
día, ilumine en la noche
estas mis torpes palabras.

Hoy te describo en romance,
veremos qué hago mañana.

(De José Garcia Pérez)



No hay comentarios:

Publicar un comentario