domingo, 7 de septiembre de 2014

En este extraño día




En este extraño día todo flota
a mi alrededor.
Estoy en una habitación mutante
donde las camas permanecen limpias
y desnudas, mientras las sábanas,
parecen jugar haciendo olas que se besan.

He venido a escribir de ti
y las letras se mueven sin sentido alguno.
No consigo nombrarte
aunque con muy pocos caracteres tendría bastante,
pero lo intento una y otra vez
y ellas, las letras,
bailan en la pantalla dibujando
un corazón de tonalidades blancas y celestes.

Y te amo a pesar de ello
ya sabes,
aunque juegues conmigo.
Lo sé por anciano y por joven,
pues soy joven siendo anciano.
Estas letras sin sentidosé que no interesan a nadie
excepto a mí.
Por eso las escribo
aunque floten en un mar de ironías.

Anoche,
cuando todo era lógico,
te quise más porque te tuve
y supe de tus labios
cuando buscaba refugio en tus pechos
para dormir teniéndote.

Y sin embargo
hoy no te quiero
aunque te amo.
Sabes por qué,
seguro que lo quieres saber
pues te lo voy a decir para obtener una sonrisa tuya.

Te amo porque el que flota soy yo
y lo hago sobre el mar de pasiones que anoche nos inundó.

(De José García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada