miércoles, 17 de septiembre de 2014

Amaiur, ABC y el Gobierno




La oposición controla al Gobierno de distintas formas, una de ellas es mediante preguntas escritas a las que el Ejecutivo tiene obligación de responder.
            Jon Inarritu García, diputado del grupo Amaiur, ha enviado un escrito al gobierno de Rajoy en el que solicita su intervención contra ABC por el contenido de varios artículos publicados en ese medio y pide la actuación de la Abogacía del Estado y la retirada de ayudas y publicidad institucional, ya saben, la que provienen del mismo gobierno.
            La pregunta en cuestión se basa en dos artículos escritos por José Utrera Molina (Ministro franquista) y Agustín Muñoz-Grandes (Militar) en los que hacían mención respectivamente a Francisco Franco y la División Azul, cuyos contenidos no he leído.
            También pregunta el diputado Inarritu, político que por cierto no ha condenado los cerca de mil asesinatos de ETA ni ha pedido la disolución de la banda todavía armada, si ha contemplado retirar la ayuda económica a ABC con arreglo a la Ley de Memoria Histórica o si ha dado instrucciones a la Abogacía del Estado para que actúe o si se está planteando no acudir a las conferencias y eventos organizados por ABC.
            Este último apartado es el menos consistente de los expuestos por el diputado abertzale ya que todos los medios escritos de comunicación detendrían sus rotativas si no existiese publicidad estatal y tuvieran que sobrevivir con la venta del ejemplar y un objeto de regalo; todos ellos, sean de izquierda o derecha, sobreviven gracias a la esplendidez de las instituciones oficiales, sean estas nacionales, regionales o locales.
            Como no he leído los artículos en cuestión no me atrevo a afirmar sin son motivo de delito, pero sí digo que si están firmados son los firmantes, no el medio, a los que les toca apechugar con lo escrito.
            No hay que confundir la línea editorial del periódico, algo que es responsabilidad del medio, con artículos como este copo, por ejemplo, que se publican con el careto y nombre y apellidos del autor en nombre de la libertad de expresión, algo por lo que algunos hemos luchado lo indecible y que, a veces, por la chata y torpe visión de algunos -no precisamente de Amaiur- hemos sido atacados y condenados a vivir en mazmorras de silencio y deshonor viviendo “venturas y desventuras como escritor y poeta.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada