domingo, 17 de agosto de 2014

Vente conmigo a la mar



Un cigarrillo se quema
con cuatro o cinco ‘calá’,
un amor desaparece
cuando no se besa más.

“Niña rica en los suspiros
vente conmigo a la mar
a buscar a quien te quiso.”

Cuando un caballo desboca
no lo quieras sujetar
que hasta las bridas se rompen
si tú lo quieres frenar.

“Niña de los ojos verdes
vente conmigo a la mar
a ver saltar a los peces.”

Llorar una noche, sí.
Llorar otra noche, no.
Que nadie en el mundo vale
las lágrimas que echo yo.

“Niña que vienes llorando
vente conmigo a la mar
para ver saltar a los peces.”

(De José García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario