viernes, 22 de agosto de 2014

PENTAGRAMA










Se aposentan los cantos gregorianos
en resquicios de mi alma dolorida,
es vuelo de palabra conmovida
que asienta su volar entre mis manos.

Es arada de surcos para granos,
tierra abierta que gime por su herida,
agua viva que busca su salida
de la muerte apresada por pantanos.

Nada sana mi pena lacerada,
nadie tiende su mano como amigo
en la fisura abierta por tu ausencia.

Pentagrama de música sagrada
se confunde como único testigo
con el último soplo de tu ausencia.

(José García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario