viernes, 8 de agosto de 2014

IU de Andalucía se raja

        En las pasadas elecciones generales, con la posibilidad que da la votación al Senado de elegir a candidatos de diferentes partidos, coloqué la cruz en tres personas pertenecientes a distintos colectivos que se presentaban; de manera que “crucifiqué” a F. T. P (PP), P. M. B. (IU) y L. G. (PSOE), los tres me parecían buenos políticos y, además, eran conocidos míos sin llegar a profesar con ellos una amistad de campeonato.

            Quiero decir con lo anteriormente expuesto que, aunque pueda parecerlo para algunos y algunas, no soy sectario. Es más, cuando escuchaba los mítines y conferencias de Julio Anguita siempre me decía “en esta ocasión lo voto”, pero realmente nunca lo hice por aquello de que en la generales y autonómicas mi voluntad y mi espíritu se inclinaban y postraban ante la posibilidad que el verdadero Andalucismo pudiera emerger de la escombrera en que fue introducido por sus propios dirigentes y por el pueblo andaluz.

            En resumen, no soy comunista pero me caen bien los que mantienen su ideario contra viento y marea. Viene todo esto a cuento porque no me gustaría tener que tachar de mis simpatías a IU, pero ocurre que se están dando ciertas circunstancias en Andalucía que me hacen pensar que el “gustazo” de pisar moquetas de poder está superando a su propio ideario, mala cosa si fuese así.

            Ahora emerge desde esta tierra de María Santísima el caso “Óscar” que, lógicamente, no trata de dar la estatuilla codiciada por tantos a nadie en particular, sino que es el más vergonzoso de los casos de corrupción en esta tierra del olivo y el palo de golf, y que presuntamente parece encarnarse en el ex consejero andaluz, señor Ojeda.

            Aunque reconozco que los plenos de los Parlamentos con un tema monotemático sirven tan sólo para obtener un cierto sonrojo del investigado, no es malo que los políticos jueguen algo a ser el detective Holmes; es por ello que el PP-A haya solicitado un pleno extraordinario para ver la forma de dar la matraca del vapuleo al personal del PSOE de Susana, oh Susana; pero mira por donde IU a través de su portavoz señor Castro, aunque reconoce que “los socialistas continúan con un criterio de ‘colegueo’ y amiguismo”, se niega a dar su voto para que dicho Pleno se celebre.

            Así, amigos y amigas de IU, no tiene nada de extraños que “Podemos” vaya aumentando su talego de votos a expensa del de ustedes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario