martes, 1 de julio de 2014

El colega Pablo



            Hoy había sesión solemne en el Europarlamento para votar al Presidente que dirigirá y coordinará los debates de ese fértil conglomerado, lo de fértil lo digo por la pasta de la casta, formado por socialistas y socialdemócratas, conservadores, liberales, xenófobos, euroescépticos, arcoiris, podemos y la tira.

            El presidente provisional y encargado de llevar la batuta del cotarro ha sido el italiano Giovanni Pitela. Sonó un himno, creo que debe ser el de Europa o vaya usted a saber, y todos los europarlamentarios, con el máximo respeto, se pusieron en pie, unos mirando a Pitela y otros, los euroescépticos, incluidos los de Le Pen, vueltos de espaldas, o sea, dando el pompi a tan excelsa autoridad.

            Cada candidato a la Presidencia del Europarlamento gozaba de cinco minutos para intentar explicar las causas y motivaciones que le llevaban a querer disfrutar de tan honorable cargo, nuestro-vuestro Pablo Iglesias era uno de ellos aunque sabía que era totalmente imposible alcanzar el número de votos suficientes para ello, pero no podía permitir, lógico en política, perder cinco minutos gloriosos de cháchara, cámaras y protagonismo; de manera que ha convencido a los de su grupo y se ha convertido en megáfono de los desheredados del Sur y del Este de Europa.

            Claro es que cinco minutos si no están bien estructurados no dan para mucho, y el político de moda hoy en España, y también en Europa, ha querido cambiar nuestro continente en trescientos segundos arremetiendo contra la casta y la caspa sin darse cuenta, le guste o no, que él ya forma parte de ella.

            Esto que digo y puede molestar a alguien se lo ha hecho ver el señor Pitela, cuando viendo que Iglesias se pasaba y pasaba en el tiempo asignado le ha espetado en dulce italiano: “Colega, finiquite per favore”. Y es que quiera o no, el líder de “Podemos” se ha convertido en un colega más de la denostada casta.

            En fin, al final ha sido elegido Presidente de la “cosa” Martin Schultz con los votos de populares, socialistas y liberales; dicho hecho le ha dado pie al “colega” para acusar a los europarlmentarios del PSOE de estar a favor de los intereses de la troika, la banca y la casta.

            Vamos, que en esta primera incursión y excursión oficial de Iglesias por la Europa de Merkel, el “colega” ha sabido birlarle otro puñado de votos a los socialistas españoles. Ojo al dato.



             

No hay comentarios:

Publicar un comentario