miércoles, 4 de junio de 2014

Mejor a Caritas



           El Estado o el Gobierno, nosotros en realidad, reparten o repartimos una buena cantidad de millones de euros entre los partidos que se presentan a las elecciones europeas, en el caso que nos ocupa, y obtienen representación.

            A “Podemos”, el partido de Pablo Iglesias, le ha correspondido más de un millón de euros al que ha renunciado, por lo que se supone que la “casta” ha recibido un bofetón de mucho cuidado al tiempo que se ha embolsado dicha cantidad en un santiamén.

            Aunque tal actitud desprende un cierto tufillo a demagogia, podríamos estar de acuerdo en que nos gusta tal acción para que su nombre siga sonando y resonando en todos los ámbitos políticos y mediáticos.

            Con sumo cuidado aplaudo tal decisión, pero puestos a ser progresivamente solidarios con el pueblo -creo que es de eso de lo que se trata-, un servidor hubiese entregado dicha morterada ante notario a Caritas, ya que por ahora no existe el Socorro Rojo Internacional, para que esta ONG eclesial siga manteniendo ciertos estómagos en estado de normalidad, pues si no pueden ocurrir cualquiera de estos tres hechos: a) que la “casta” aplauda y disloque dicha cantidad, b) que los envidiosos comiencen a decir que esto es pura demagogia y c) que se haya perdido una buena ocasión para beneficiar las mermadas arcas de Caritas.

            He leído no sé donde a un poeta decir que él, por esta acción, votará siempre a “Podemos”; al vate en cuestión le van a endiñar dentro de unos días la cantidad de 3.000 euros por haber sido premiado en un certamen poético y cuyo jurado, todos miembros del Partido Popular y buenos amigos del poeta, ha concedido el galardón por unanimidad.

            Buena cosa sería que, para empezar a creer en la solidaridad poética, renunciase a los 3.000 machacantes y los repartiese, también bajo la presencia de un notario, entre Caritas o cualquiera de los comedores sociales de esta provincia de monte y mar, yo recomendaría el de Santo Domingo, sito en los percheles malagueños.

            La sociedad espera de hechos de esta envergadura para ir caminado hacia de la esperanza de que un mundo mejor es posible.

            Confiemos en ello.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada