sábado, 21 de junio de 2014

Fuera de juego

           Lo de la “roja” nos ha dejado fuera de juego hasta mediados de julio; hasta entonces a los amantes españoles del fútbol les toca ver partidos de fútbol sin la chispa de la pasión, o sea, ejerciendo la objetividad que es lo opuesto a ser un auténtico hincha de los que hacen realidad el dicho de que gane su equipo en el último minuto y de injusto penalty.

            No es un servidor uno más de los millones de seleccionadores que pululan por tabernas y terrazas imponiendo la ley del que tiene la voz más fuerte, caso de mi buen amigo Emilio, pero para no ser menos, una vez que Felipe VI ha acatado la Constitución, creo que una de las causas principales del desperdicio millonario de euros e ilusiones ha sido cambiar la forma del juego de la “roja”, el famoso tiki-taka de tuya-mía-y de Iniesta por balones al centro del área donde todos creían que el nuevo mirlo blanco de la selección española de fútbol, Diego Costa, iba a ser el encargado de introducir el esférico entre los tres palos; nuestro gozo en un pozo pues hemos sido vapuleados vergonzosamente, pues estábamos fuera de juego.

            Bueno, la realidad es que ya hemos pasado, bebido y digerido el amargo trago del ridículo, y andamos a la espera de nuevos cálices que, si Dios nos ayuda, tendremos que superar.

            Uno de ellos es el anuncio de que “Convocatoria Cívica”, plataforma ciudadana que preside el ex juez Baltasar Garzón y al que acompaña don Federico Mayor Zaragoza, hombre que ha pasado por aquí y por allí, a saber, por el franquismo oficial como Subsecretario de Educación, por UCD con acta de Diputado en las Cortes Constituyentes, Ministro de Educación, europarlamentario por el CDS, Director General de la Unesco durante un montón de años y que hoy, quiero creer que todavía continúa en el cargo de Presidente de la Fundación contra la Pena de Muerte por nombramiento del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, decía que “Convocatoria Cívica” ha anunciado que se presentará a las próximas elecciones generales con el afán de aunar esfuerzos y ciudadanos para amargar la fiesta, quiero creer, a los forjadores de la llamada “casta política”.

            Vamos, que me parto de risa nada más pensar que estos dos señores, ya entraditos en años -especialmente Federico- y que han formado parte de todas clases de listas, puestos y privilegios son los llamados a reconvertir España.


No hay comentarios:

Publicar un comentario