miércoles, 21 de mayo de 2014

El perdón de Cañete


Este “copo” lo escribo sin demasiada convicción, o sea, que no debería hacerlo. Y ello porque no creo que haya que tenido que dejar pasar tanto tiempo para que el candidato del PP a las Elecciones Europeas reconociera su “cañetazo” si en verdad se dio cuenta que había metido la pata hasta el corvejón al asegurar su superioridad intelectual sobre la candidata socialista Elena Valenciano.

            Ya decía Dumas en todas las cosas buscad a la mujer”, pero el muy zoquete se ha pasado esta cita por el arco del triunfo y ahora, empujado por Pedro Arriola y dos más, porque pesar, pesa, ha ido a la emisora Cope a cantar la gallina, cante en el que es un experto por sus conocimientos  en el mundo de la agricultura, gallineros, etc.

            Tengo un buen amigo alemán que me ha chivado que ha sido a instancias de la mismísima Ángela Merkel que también es mujer, aunque de derechas pero de armas tomar. El PSOE, que de coger un soplillo y encender candelas para que el error del contrario no se olvide, es un artista consumado ha hecho de la equivocación de Cañete el centro de la campaña electoral.

            Y Elena, que es más avispada que nadie, ha dicho que ella admite las disculpas de su adversario, pero que dijo lo que pensaba, o sea, que no se lo cree, y aunque lo creyera no iba a ir de mitin en mitin diciendo que el pobre hombre cometió una equivocación y pelillos a la mar.

            Ya lo dijo el duro de Bilardo, entrenador que fue del Sevilla: “al adversario ni agua, písalo, písalo”, cuando un jugador sevillista fue a socorrer a un jugador lesionado del equipo contrario; y así va Rubalcaba, dando el partido por perdido, pidiendo a los mandamases europeos que no nombren Comisario a don Miguel Arias, olvidando el buen hombre que los intereses de España deben prevalecer sobre las idioteces que todos, unos y otros, dicen en campaña aún reconociendo que la del ex Ministro de Agricultura se lleva la palma de oro.

            En fin, que el resultado electoral que, según sondeos, estaba chupado para los de Rajoy, al que por cierto igual lo tildan de “machista” que de “mariposón”, según convenga, depende ahora de que las mujeres se pongan en jarras y le den un revolcón al PP.

            Todo puede ser. Si lo sabré yo, eh Reme¡



No hay comentarios:

Publicar un comentario