martes, 13 de mayo de 2014

El asesinato



          Todo parece indicar que la Presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha sido asesinada por la madre de Triana Martínez a causa de unas desavenencias entre ambas por asuntos laborales que trajo consigo el despido de la hija del ente supramunicipal.

            Nada está probado judicialmente, por lo que todo nos lleva a movernos en puras hipótesis hasta que la Justicia dicte sentencia; en el supuesto que el primer párrafo de este “copo” sea cierto es innegable la sangre fría y la premeditación para llevar a cabo tan vil acción; y no estamos hablando de escraches y desahucios, pues la familia de Triana, y ella misma, parecen gozar de una situación vital cómoda y mucho menos de irreconciliables enemigos, pues todos los protagonistas de tan luctuoso hecho se mueven en la órbita del PP.

            Y siendo este caso de trágicas consecuencias, también lo es que a través de las redes sociales se hayan vertido toda clase de escalofriantes mensajes de aprobación del acto, de lógico ante la que está cayendo o de demagógicas declaraciones de algunos políticos, entre ellos “el que todo lo puede” Pablo Iglesias que ha declarado que no le parece bien que se paralice la campaña ante este hecho y no porque alguna persona, o muchas, hayan sido desahuciadas de sus hogares; pues nada, amigo, a seguir con su campaña para entrar en el sistema que tanto critica; y todo ello sin nombrar a los de Sortru-Bildu que siguen a lo suyo como si esto no fuera con ellos, hecho que en realidad es así.

            Una edil del PSOE ha tenido que dimitir a instancias de la organización del partido, por darle sentido lógico y político al asesinato de la Presidenta de la Diputación leonesa.

            Pues la verdad es que no tengo casi nada más que decir ya que me estoy moviendo en un terreno cenagoso de conjeturas previas a la demostración, por parte de las autoridades policiales y jurídicas, de quién ha sido el asesino o asesina y que se haga justicia, de la que Jean de la Bruyére afirmaba: “Una cualidad de la justicia es hacerla pronto y sin dilaciones; hacerla esperar es injusticia

No hay comentarios:

Publicar un comentario