sábado, 5 de abril de 2014

Primavera en ti.



¿Sentirás tú tan lejos el rito ilusionado
de mi naciente polen o será polvo vano?

¿Llegarán hasta ti los aires del columpio
donde alargo los besos de este amor tan profundo?

Yo tengo la esperanza que me dan estas flores
que renacieron ayer de unos besos  de dioses.

Pero dime dónde estás, pues se quiebra mi mente
de buscarte en la nada sin saber si me quieres,

si me dices el sitio yo robaré al rocío
sus migajas heladas y que vayan contigo.

(Inédito de José García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada