lunes, 21 de abril de 2014

El vértigo



El vértigo de tu presencia grata
en la densa envoltura
de seres clónicos
regó de claridad el gris terreno
y mostró frescos los nuevos caminos.
Las camelias cubrieron con prestancia
la negra fauce
del extenso abismo
y se enredaron con cálidos besos
levantando telares
de seda fina.
Ofrecieron los dioses
su tenue esencia
y el gris terreno fue paso divino.

(De “Los grises días” de José García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada