lunes, 31 de marzo de 2014

Las europeas de Elena Valenciano



No sé si es bueno para el PP que su líder, señor Rajoy, no haya sacado aún de la manga la carta quién va a liderar su lista a la elecciones europeas; digo bueno no sé si es, pero sí afirmo que hasta ahora ha desconcertado a la líder europeísta y socialista Elena Valenciano que, sin nadie con enfrentarse cara a cara, anda repartiendo mandobles a diestro y siniestro al viento del vacío.

            Como algunos sádicos machistas han asesinado a cerca de treinta mujeres, a Elena -acompañada por Felipe, Guerra, Zapatero y el eterno Rubalcaba- no se le ha ocurrido decir otra cosilla que afirmar que “a Mariano no le gusta hablar de las mujeres”, se supone que se estaba refiriendo a tan luctuosos hechos.

            El Registrador de la Propiedad, señor Mariano, no tiene más remedio que en el transcurso de esta semana dar a conocer el nombre que encabezará las listas europeas del PP por lo que Elena ya tendrá un pim-pam-pum al que arrojar pelotas para intentar “machacarlo”, y eso es bueno porque dejará de ir pregonando majaderías a mansalva sobre el “hombre al que no le gusta hablar de mujeres”, último epíteto socialista al presidente del Gobierno desde que Alfonso Guera le soltara aquello de “mariposón”.

            Con todo el respeto y amor que se merecen las mujeres, creo que doña Elena al hablar del líder de España, hasta que se demuestre lo contrario, con esa puñaladilla introducida en el lugar donde su costilla fue a parar a esa beldad de esposa que es su mujer anda diciendo una solemne estupidez.

            Malos tiempos corren en esta España de la guadaña, cuando la jefaza de las listas socialistas al Parlamento de Europa, recurre una vez más, a los muertos o muertas para hincarle un par de banderillas a don Mariano que, entre otras virtudes, tiene a su favor que tanto la vicepresidenta del Gobierno de la nación española con la secretaria general de se su partido sean hembras, mujeres, algo que no ha sucedido en el ejército socialista.

            Mal servicio a España de cara a Europa comienza a ronronear por tierras socialistas cuando todo su programa electoral, de cara a Europa, es arremeter contra Rajoy como culpable por omisión del asesinato de mujeres.

            Tal vez el señor Rajoy merezca otros ataques, pero éste de silenciador del machismo ibérico no se lo merece.


            

No hay comentarios:

Publicar un comentario