martes, 4 de febrero de 2014

Tomad, malditos



-I-

Tomad, malditos, el sol del poder,
achicharrad vuestras entrañas
con el clamor de la victoria;
dejad que yo beba la copa vacía
a la sombra del amor.

-II-

Arrimad a vuestra soberbia
la presencia de los dioses
y lanzaos al abismo de los que todo lo pueden;
yo quiero vivir
en la ternura de unos ojos infantiles.

-III-

Corred rápidos a la meta,
traspasadla
y anticipaos al primero
no sea que os roben la corona de laurel;
yo, recostado sobre mí,
me desplazo indolente hacia el verso que soñé.

(“Impromptu” es un pequeño poemario -de estructura libre-
dedicado con el cariño del odio a todos los que ostentan
poder y se complacen en ello. José García Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada