lunes, 4 de noviembre de 2013

De Maduro al PSOE, pasando por Garzón


          De todos los gobernantes que existen actualmente en el mundo, ninguno como el Presidente de Venezuela señor Maduro; y de todos los pueblos que conforman el planeta Tierra, ninguno más inocente e espiritual que el venezolano; lo anterior lo afirmo por las apariciones a que ve sometido el primero por el irresistible Hugo Chávez, que no muerto del todo se aparece a su sucesor en forma de frágil “pajarito” que revolotea a su alrededor o, últimamente, con su faz incrustada en un muro que Maduro ve y no ve.

            Que IU desea acabar con el maltrecho PSOE de Rubalcaba es algo que se ve venir desde hace tiempo; por ejemplo, ahí tienen ustedes para estos días la Conferencia Política de los socialista en la que dicen se va a marcar el camino de la España federal, con el permiso de Pere Navarro, con el consiguiente cambio de la Constitución Española.

            La parte díscola de IU que emana de Gaspar Llamazares, auténtico tabardillo para el diputado Cayo, ha firmado una carta-manifiesto de apoyo al PSOE para juntos “derrotar” a la derecha, no queda claro que sea para salvar a los españoles de la crisis económica y de la pérdida de soberanía ante Europa, sino exclusivamente para cargarse, sin sangre de por medio, a la huestes nacionales del señor Rajoy.

            Para tal tarea, el pío-pío del moribundo ex juez Garzón va a dar la vida si fuese necesario para tal misión, y con él otros entusiastas que se la tienen jurada a la derecha, entre ellos el señor Rector de la primera Universidad Pública, la Complutense, del Reino de España, que dice un servidor, con todo el riesgo de equivocarse, que debería dedicarse a los menesteres propios del puesto que ocupa y por el cobra la pasta  correspondiente.

            Aunque jugando al escondite, me dicen de fuentes bien informadas, que el señor Mayor Zaragoza está en la pomada, y aunque a primera vista no parece lógico, si podría serlo dado el brillante currículum del antiquísimo ministro de Educación de la extinta UCD.

            Don Felipe González, el humilde político que ha creado una Fundación que lleva su nombre para que se estudie su obra, se la tiene jurada al ex juez Garzón cuando este tachó su nombre con una “X” imborrable, y ya dijo en su día que cualquier amorío del PSOE con don Baltasar podía llevarle a romper su carnet de “Isidoro”.

            Vamos que todo este tinglado puede venirle a la derecha como anillo al dedo a no ser que Susana, oh Susana, ponga un cierto orden en el cotarro.

            Esperemos, pues, acontecimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario