martes, 8 de octubre de 2013

Pisados por el Pisa-A



Los expertos en educación ha realizado unas pruebas sobre adultos en una larga veintena de países para saber de sus conocimientos y aptitudes, una especie de informe PISA para mayores de hasta sesenta y cinco años de edad; los resultados para nosotros, de vergüenza: los últimos en matemáticas y penúltimos en comprensión lectora.

            Y el hecho cierto es que en la actualidad los adultos se acercan, bien sea por interés o aburrimiento, a la Universidad para realizar algo así como Cursos para Mayores o Carreras Universitarias y los que no, se ven por Residencias, Peñas, Centros para la Tercera Edad ejercitando las neuronas jugando al dominó o haciendo cursos de lectura, escritura, ordenadores, encuadernación y un sinfín de inventos para que el personal adulto realice footing mental.

            Sobre “Educación de Adultos”, nadie como el brasileño Paulo Freire, que allá por Recife donde ejercía de obispo Helder Cámara, el hombre de los desheredados, implantó una forma muy especial de enseñar a leer y escribir, más allá del “ma-me-mi-mo-mu” entre la población analfabeta, población a la que por cierto le estaba negada el derecho a votar; pues bien, de una tacada alfabetizó en un par de años a cientos de miles de brasileños por el método de la comprensión e interés del sujeto por lo desconocido; un golpe de Estado, como todos ellos, acabó con el pedagogo que tras unos meses de cárcel fue exiliado a Chile y, más tarde, reconocido a nivel mundial; entre sus numerosos libros, destaca, “Pedagogía del oprimido”, un instrumento necesario para cualquier persona que se dedique a la enseñanza (por favor, no confundir con Freinet).

            Puede ser que aquello de las “preferentes” de Caja Madrid y sucedáneos por el estilo, tenga mucho que ver con la falta de comprensión lectora de los que confiaron en los usureros oficiales, ya que dichas preferentes están redactadas para no ser comprendidas por nadie. Y ni siquiera nombremos los prospectos de los fármacos que, se diga lo que se diga, están premeditadamente construidos para ser pasto de la primera papelera que te encuentres en el camino.

            En  cuanto a las Matemáticas, los ciudadanos del pueblo tieso, o sea, España, jamás sabrán -sabremos- cuantificar qué significa en realidad los cincuentas millones de euros que Bárcenas tiene, o tenía, por esos llamados paraísos fiscales; salvemos, pues, a nuestros adultos, que saben multiplicar seiscientos euros de pensión o limosna para llegar a fin de mes.



            

2 comentarios:

  1. Don José, el informe de la OCDE, es una evidencia, por eso no se contradice, se analiza y comenta. El análisis que Vd. hace es correcto y de su estilo. Nada que contraponer. Mi opinión se acerca más al que hace Rosa María Artal en su blog “El Periscopio”, curios que fonéticamente se parezca a “el copo”. Vamos a ver, nuestra hambre de educación es proverbial y ancestral, como nuestra hambre de sexo y estómago. Por eso la padecemos los que tenemos años y también aflora en los que decimos es nuestra generación más preparada de la historia.

    ResponderEliminar