viernes, 27 de septiembre de 2013

Tomo la roja arena





Yo cuento las gaviotas: una, dos,
tres, cuatro, cinco y asustadas vuelan.
Yo vivo nuestro tiempo de lamentos
y zozobran los besos que navegan.

Miro las olas y su blanca espuma,
todas lloran cansadas en la orilla.
Recuerdo triste nuestra larga ausencia
y como ola y su espuma es mi agonía.

Desde la duna de cristal rojizo
donde escribo canciones a la mar,
tomo la roja arena que tu mano
besara, y grano a grano tú te vas.

(De “Sílabas de marzo” de José García Pérez)


No hay comentarios:

Publicar un comentario