martes, 3 de septiembre de 2013

Puzzle de noticias


             Existen días en que las noticias se agolpan de tal manera que es muy difícil, entre la diversa gama de ellas, elegir aquella que más pueda interesar a los posibles lectores; y, dicho sea de paso, uno que no es de piedra, ni pretende serlo o aparentarlo, se encuentra en la diatriba de la elección adecuada.

            Desde luego que si fuese hoy, por ayer, recomendaría a todos que no se perdieran el film “Sin perdón”, dirigido y protagonizado por Clint, el de la saga de los Harry, que lo ha convertido en un clásico del cine; pero como hoy no es ayer, aunque si se pensara sin apasionamiento todos los días son idénticamente aburridos, voy a darme un garbeo por el racimo de prendas que llaman noticias.

            Vaya por delante mi total agradecimiento al gallego Rajoy por prometer, esperemos que cumpla -aunque es mucho esperar-, que al ejército de jubilados, del que me considero brigada, nos va a subir la miseria del 0,25%; ya digo que es cacafú, pero tal como está el patio todo es cuestión de gastar un poquito menos de perraje para tener lo suficiente e ir tirando, más o menos, como en la actualidad de la que, por cierto, sería pecado mortal quejarme.

            Otro notición es el de Pedrojota al publicar que SM el Rey, allá por 2004, creyó oportuno largarle un millón doscientos mil euros a la mujer del olímpico para arreglo de algo más que una casa mata; pues bien, gracias a ese chivateo hay personas, el menda entre ellas, que han -hemos- aprendido la diferencia entre donación y préstamo, y que sea lo que sea hay que pasar por la Hacienda del hombre de sonrisa conejil, señor Montoro.

            Dicen los que gustan de chismes que el Borbón, como todos los Borbones, no es un cónyuge aplicado pero lo que no cabe duda es que es un padrazo de todas, todas; por favor, de usted para mí y sin que se entere el de la sonrisilla, un servidor le ha confiado a mi hija mil doscientos euros -unos pocos de ceros menos que Don Juan a la suya- para que los cruja en lo que le plazca, por cierto que lo hará, y no he pasado por el fisco.

            Lástima que esta perorata llegue tarde y no se gratifiquen viendo “Sin perdón”.

NOTA: Los que lean hoy “El copo de pepe” no se la pierdan.






2 comentarios:

  1. Don José, me gusta el cine de Clint, sobre todo cuando hace de director. Pero no entiendo la "parábola", porque no sé encuadrar quienes son en las noticias de ayer: el cazarecompensas, las prostitutas y el perverso defensor de la ley, y mucho menos, quien es el buen padrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues tampoco lo sé yo, excepto lo del padrazo que soy yo, jajaja.
    Abrazos.

    ResponderEliminar