domingo, 29 de septiembre de 2013

Mar de soles





Esta tarde rompían las olas al revés.
Mar adentro.
Las espumas jugaban a cristal tras los juncos.
Mar de soles
con espigas de dunas.
Besé la roja arena de la orilla:
sabía a Dios.

(De “Sílabas de marzo”, de José García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario