martes, 6 de agosto de 2013

Declaración de principios



            Durante años, muchísimos años, confundí “existencia” con “vida”. Un día, atravesando la “existencia”, me encontré con la “vida”, y nací de nuevo. Soy, por tanto, joven a la “vida” y anciano a la “existencia”.

            Cuando solamente “existía” dediqué mis años a caminar sobre las huellas de los demás; seguí a numerosas personas; aprendí diversas doctrinas; estudié algunas carreras; conseguí algunas metas y obtuve alguna condecoración y premios.

            Cuando descubrí la vida empecé a amarme y descubrirme como ser diferenciado; seguí los impulsos de mi corazón; aprehendí entre mis manos la belleza del vacío; supe saborear el camino; conseguí ver, por un instante, el ideal de “ser y soñé con la armonía.

            En la actualidad dedico mi tiempo a perderlo y a escribir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario