jueves, 11 de julio de 2013

Madeja


O una de dos, o toda esta cagada de la corrupción nos la tomamos en serio o hacemos chistes sin parar para reírnos de la clase política en general, con alguna muy ligera excepción.

            En el primer caso, o sea, si le otorgamos la seriedad debida, todos y todas debíamos de pasarnos por una tienda, comprar gorras y correrlos a gorrazos  a todos, ya sin excepción; eso sería una auténtica revolución; pero como con la canícula que está cayendo, las limosnas institucionales, los comedores de Caritas, los alimentos arrojados a los contenedores y la esperanza que nunca se pierde, el personal está por pasar del tema y alguna rara vez, entre copa y copa, se habla del tema pero de puro cachondeo.

            Hoy, sin ir más lejos, tenemos un trío de noticias que, en su conjunto, podrían dejar a la Santísima Trinidad a la altura de una babucha, con perdón de los más creyentes.

            Resulta que el PP, en el uso y abuso de su mayoría absoluta, ha rechazado en la Mesa de Portavoces del Congreso que Don Mariano Rajoy comparezca ante la Cámara para dar cuenta del presunto billetaje que el imputado Bárcenas le entregó en los tiempos que el hoy Presidente del Gobierno de España ejercía de ministro, lo que ha dado lugar a que se líe una escandalera de mucho cuidado por parte de la oposición.

            También ocurre que la Mesa de Portavoces del Parlamento de Andalucía se ha negado a que el mal asunto de los EREs andaluces se debata en el Hospital de las Cinco Llagas, que así se llama el parlamento de esta tierra andaluza; claro que aquí el estropicio es diferente, ya que Izquierda Unida, que dicen los sondeos que va que se las pela, se ha sumado a colocar un esparadrapo en la boca de la oposición, en este caso, PP, para que el silencio reine en todo aquello que sea corrupción.

            Aparte de otras “menudencias”, la juez Alaya ha comenzado a desenredar la operación “Madeja” tomando declaración al empresario sevillano Rafael González Palomo que cuenta entregó un sobre con 30.000 al socialista Domingo Castaños, para que este lo largara al PSOE; y esto es el principio de ovillo de la madeja.

            Ah, me olvidaba, por medio hay un Audi regalado por otra empresa, algo así como el famoso Jaguar de la Mato.

2 comentarios:

  1. Don José, se ha olvidado Vd. de la conclusión, será porque se dijo ayer por la tarde a las puertas de la cárcel de Soto del Real. El exjuez y hoy abogado de Bárcenas, Javier Gómez de Liaño soltó por su boca, sin encomendarse a Dios ni al diablo, esta conclusión: “España está sub judice”. ¿Hasta cuándo?, pregunto yo, y me doy la respuesta. Como es locución latina. Pues a la italiana, tiempo indefinido.

    ResponderEliminar