domingo, 7 de julio de 2013

Los "kosovocatalanes"


            Gozamos y sufrimos con nuestro Estado Autonómico, con muchas cosas por cambiar en la Constitución que han quedado obsoletas, tal vez por las prisas que nos dimos los constituyentes en borrar cuanto antes los llamados Principios Fundamentales del Movimiento Nacional.

            Ahora, en plena crisis económica, el PSOE nos invita a un Estado Federal pero, aquí llega la extrañeza, con pleno reconocimiento de lo que dicen los Estatutos (Leyes orgánicas) y, de rondón, se cuela el líder del PSC, señor Pare Navarro, afirmando que, en caso de que tamaña locura siguiese adelante, habría que reconocer que Catalunya es una nación porque así lo recoge el Preámbulo de su Estatut.

            Algo así, o probablemente peor, podría pasar con Andalucía, Valencia, Galicia, País Vasco, Murcia y, por qué no, en el antiguo cantón de Cartagena; y ya puestos, podría un servidor colocar un mástil en la terraza de mi todavía piso con una bandera en la que pudiera leerse: República independiente de Garciapérez, o bien me apunto a esa nueva plataforma encabezada por Gaspar Llamazares, el poeta Luis García Montero, el ex Director General de la Unesco Federico Mayor Zaragoza y el ex juez Baltasar Garzón entre otros, para, de momento, asegurarme lo poco que me queda de existencia y lo mucho de eternidad (¿) presentándome a las próximas elecciones al Europarlamento.

            Pero puestos ya a balacear la historia, nadie mejor que el líder de Esquerra Republicana, señor Oriol Junquera, que ha dejado en cucos (bragas) al honorable Artur Mas, al afirmar que, si los del gobierno central se ponen pesados con el tema, hacemos lo mismo que en Kosovo, o sea, declarar unilateralmente la independencia de Cataluña.

            O sea, que si Rajoy dijese que la consulta es ilegal o la llamada Unión Europea le da una larga cambiada al tal Junquera, ello no sería óbice para declarar a Cataluña independiente y llamarían a formar parte del nuevo paraíso terrenal a Valencia, Baleares y el Rosellón francés, por ahora.

            Y después, los muy ladillas, quieren que a Guindos, el buscador de plata para España, incluida Kosovocataluña, lo tomen en serio.

1 comentario:

  1. Don José, chapó, por sus argumentos. Pero triste por las consecuencias que estamos pagando todos los españoles.

    ResponderEliminar