lunes, 15 de julio de 2013

La del Carmen



         Cuentan los Evangelios que un familiar de Pedro, el pescador, se encontraba enfermo o enferma y que Jesús, el gran judío, entró en casa de su amigo; entre el público que se arracimaba en los alrededores, unas tres o cuatro personas hicieron un agujero en el techo de la vivienda y penetraron a través de él para comprobar lo que estaba haciendo el rabí; el nacido en Belén miró a la enferma, para mí que era la suegra de Pedro, y le dijo: “la fe de estos te ha salvado”; la buena mujer sanó. Lo bueno de esta historia, fuese verdad o no, se encuentra, según mi particular criterio, en las palabras “la fe de estos te ha salvado”. En este pasaje, fe es sinónimo de osadía porque hace falta una buena dosis de ella para entrar por el boquete realizado en la techumbre de la enferma.

            Hoy es el día de la Virgen del Carmen, señora de la gente de la mar que, creyentes o no en la Iglesia y sus dogmas, hacen de ella motivo de adoración por toda la costa de España y algunas localidades del interior, caso de La Muela de Algodonales, Cádiz.

           Como yo desciendo de familia de pescadores bravíos, de aquellos que navegaban desde Carboneras a La Higuerita, hoy Isla Cristina, para trabajar en las almadrabas, y llevo desde mi infancia una medallita de ella, la del Carmen, que me regaló mi madre, le tengo un cierto cariño de hiperdulía.

            España está embravecida al igual que los mares se rizan con los fuertes oleajes de levante y poniente; pues bien, mi consejo es que la clase política, la que pega o recibe según arrecie la tormenta, puede naufragar y con ella nuestra nación, se encomiende a la señora de los mares para pedirle que el tifón Bárcenas no se convierta en un tsunami que se lleve por delante lo poco que queda de democracia, a saber, la cordura.

            Hoy ha piado algo el “presi” Rajoy, un buen y suculento pío-pío ha realizado la Cospedal y la oposición, oh la oposición, ha graznado a su estilo, ya saben, dimisión al canto o moción de censura, fuera todo posible acuerdo con el PP en cualquier materia, incluida la económica, adelanto de elecciones y, para colmo, los independentistas catalanes afirman sumarse a lo que sea si el PSOE asume las tesis soberanistas.

            A todo esto, Bárcenas, el ladronzuelo de más de cuarenta millones de euros, creo que lo está pasando bomba en la cárcel.


2 comentarios:

  1. Don José, no se preocupe, que no pasará nada, porque el político, las situaciones puede empeorarlas, pero sabe muy bien donde está el punto crítico para poder enfriarlas. El problema es más grave cuando quiere venir un Salvador de la Patria. De esto, qué le voy a decir que usted no se sepa.

    ResponderEliminar