sábado, 15 de junio de 2013

Sílabas de marzo (II)



Atiende mi susurro desgranado
en las bajas marismas
donde las aves bailan vuelos de luna roja.
Son palabras nacidas entre playas
y mar y dunas leves.
Son mías, pero en ti nacen y viven.
Escucha su canción:
Te quiero en la quietud de mis noches de seda.
Más allá de este tiempo que empaña mis amores.
Como las aves aman las ramas donde duermen.
No te sientas perdida, compañera feliz
en el adiós azul de mi tiempo de ayer.
Pasaré mi desierto con las frágiles dunas.
En las noches calladas encontraré tus luces.
Cada estrella será sendero de esmeralda.
Ya presiento la aurora por levante venir.
Será un ardiente mar de acantilados tuyos.
Los oscuros lamentos se harán flores abiertas.
No te pierdas ya siempre. Renace. No te pierdas
por los páramos quietos y muertos del silencio.
Música de esperanza derraman mis palabras
donde las aves bailan vuelos de luna blanca.

 (De José  García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario