jueves, 16 de mayo de 2013

Vergüenza española


            Incompresible, aterrador, abominable, surrealista, normal dentro de esta España que se devora a sí misma, depredadora, enchufista, demoledora, convulsiva, despreciativa, indigesta, vomitiva y más calificativos que usted pueda y deba añadir, a la medida que la Secretaría de Estado de Información que el Partido Popular ha tomado con el ciudadano español Diego Martínez Santos al denegarle una beca para ser admitido  en el programa becario “Ramón y Cajal” por el que se programaba una ayuda económica para que tal joven, me refiero a Diego, pueda incorporarse a tal proyecto en España.

            Ello ocurre, lo que son las cosas, el mismo día en que el joven Martínez Santos es definido, admitido y consolidado  como el mejor físico experimental de Europa por su participación en el experimento LHCb del gran colisionador en no sé qué, ni tampoco me importa un periquete, pero reconozco que debe ser algo importantísimo.

            Pues bien, da la casualidad que en el mismo día en que Europa reconoce los conocimientos, o sea, la sabiduría emergente e internacional del joven Martínez Santos, no sé quién, me la trae floja quién sea, alguien, bajo el tapadillo de la Secretaría de Estado de Información, deniega que el “maldito” físico español pueda volver a España para desarrollar sus conocimientos a favor de nuestra Nación y de los que ampara sus conocimientos que, por cierto, les trae al pairo a los jefazos del Partido Popular.

            El mencionado dislate, putada, desconocimiento o, simplemente, despiste institucional, solamente puede ser atribuido a una congestión de inoperancia irrisoria en los departamentos institucionales de Investigación de esta España nuestra-vuestra-de ustedes- y del PP que, si tuviéramos un asomo de vergüenza torera, no es necesaria la torería, debería llevar de súbito, o por instinto básico, a la defenestración   de todo el equipo de Investigación o, al menos, a exigir la dimisión de sus miembros.

            Todo sea por el buen nombre de este territorio, ya saben, español.



No hay comentarios:

Publicar un comentario