martes, 23 de abril de 2013

"Medidas no gratas e incómodas"


           Uno se alegra, sin saber exactamente la causa, de que la famosa prima de riesgo haya bajado el umbral de los trescientos puntos, a la hora en que tecleo; se entristece de que al señor Arenas, en el interior de un sobre, no de los de Bárcenas, le han introducido una bala; ve, como un hecho ya normal en esta España de ellos que a Pastrana, Secretario de la Federación Andaluza de UGT, sus compañeros del alma le comprasen, en su día, un caserío por valor de más de doscientos mil euros; suponiendo que el yerno de SM el Rey se vaya a Qatar para entrenar a la selección de balonmano, redundando más en el consabido nombre de Golfo Pérsico, si la magistratura no le retira el pasaporte, que seguro que no lo hará; y observando que Artur Mas, emulando a Caballero Bonald, se ha convertido en un poeta que reclama cuidar la rosa catalana sin espionajes del centralismo hispano; viendo, pues, todo este maremágnum de posibilidades que gozamos para reclamar nuestro derecho autóctono a sentirnos un país surrealista, nos salva que la patria hispana hoy se va a paralizar durante dos horas para ver el partidazo entre Bayer y Barça, después de haber visto de refilón, un lunes a las diez de la noche al Celta de Vigo contra el Zaragoza de Manolo Jiménez, dejando en ridículo la teoría masónica judía de que franco nos colocaba un partido semanal de balompié como opio del pueblo.

            Si a todo ello, que no es moco de pavo, le unimos que en la conferencia de prensa que han mantenido el presidente de Eslovaquia y el nuestro, señor Rajoy, este ha anunciado -en este momento cruzo el pulgar y el índice de la mano derecha, como preludio del rezo del santo rosario que iniciaré en la vigilia del próximo jueves-, con las cachazas que le caracterizan, que el viernes el Consejo de Ministros va a tomar medidas no gratas e incómodas, el porvenir que nos espera se presenta de lo más normal para iniciar una toma de valium o, si lo desean y les aconsejo, unos güisquis espaciados en tiempo y lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario