miércoles, 17 de abril de 2013

Los bomberos de la Diputación de Málaga, y más



           Pues vean ustedes lo que ocurre en este rincón español que ocupa montes y mar, llamado provincia de Málaga, y en el que comanda el Partido Popular en los principales ayuntamientos y, por consiguiente, en ese trasto romántico que es la Diputación.

            Resulta que don Elías Bendodo, presidente malacitano del PP y de ese bodrio, todos lo son, de nombre Diputación, ha decretado que las localidades con censo inferior a 1.700 vecinos tendrán que pagar los servicios de los bomberos de la “Dipu” en caso de cualquier incendio que pueda tener lugar en el patio de la casa que, por decisión gubernamental, se ha convertido en particular.

            Pudiera ocurrir que en Alpandeire, pueblecito rondeño donde nació el milagroso Fray Leopoldo, todo pueda arreglarse con unas rogativas al santo enterrado en Granada, pero en el resto, muy especialmente por las exóticas y desiertas tierras de la Serranía de Ronda o por las frondosas Alpujarras malagueñas, las lenguas de fuego nada tengan que ver con el Pentecostés de los santos apóstoles.

            Con esta maldita imaginación que poseo, veo en fila de uno en uno, o una, a todos los vecinos, con el señor alcalde al frente, pasándose el cubo de mano en mano para acabar con el fuego de la casa del bueno de Rosendo, que por aquello del puro que nos mete Industria, usa todavía el quinqué, se encuentran a la espera de la llegada del coche de bomberos con su jefe enarbolando la manguera y la factura del gasto.

            Venga, hombres de Dios y de Rajoy o Rubalcaba, ya está bien de tomaduras y quemaduras de pelos, pues si las Diputaciones, puros intermediarios entre el poder autonómico y las pequeñas poblaciones, no sirven ni para apagar el fuego que las quemen metafóricamente, me refiero a ellas, a las Diputaciones, como entes demagógicos que tan sólo sirven para organizar comités, captar votos y dar buenos sueldos a los amiguetes de turno, ya saben.



2 comentarios:

  1. ´Hay noticias que parecen sacadas del Mundo Today por lo increíbles y ridículas... ¡donde iremos a llegar!
    Besos...

    ResponderEliminar
  2. A apagar los fuegos con cubos o, perdón, a salivazos.
    Abrazos.
    Pepe

    ResponderEliminar