sábado, 20 de abril de 2013

Las palabras de "Juan el de Cartajima" (XLIII)


"...un engendro de alguna mente contumaz
y rabuda, como la de Juan el de Cartajima,
tan lugareño y tan sabio como corresponde
a un hombre de tierra y mar..."


De poetas XLII


Alguien llora en un esquina. Se aburre. Todo es igual,
machaconamente igual. La que llora es una zagala de
dieciocho años de edad. Está sucia y mojada. En su
mejilla izquierda se ha petrificado una santa lágrima.
Todos pasan:, un doctor en filología hispánica que dice ser
poeta. Los poetas han dejado de crear, tan sólo repiten la
plana. Tomo la mano de la zagala. Soplo en su lágrima; se 
evapora. Es la Virgen, me ama, la amo, nos amamos, cantamos,
bailamos. Un perro danza con nosotros. Somos felices. Un
sacerdote se santigua. La beso, me besa, nos besamos.
La poesía es una intimidad.


Juan

No hay comentarios:

Publicar un comentario