lunes, 15 de abril de 2013

Las palabras de "Juan el de Cartajima" (XXXIX)


"... un engendro de alguna mente contumaz y
rabuda, como la de Juan el de Cartajima,
tan lugareño y tan sabio el hombre como  corresponde
a un hombre de tierra y mar..."



De poetas XXXIX

"En todos los tinglaos de encuentros y congresos, lo esencial
son las copas y la expansión del círculo de amistades; las copas,
por aquello de que sabiéndolas beber, pesándolas, como
dicen por Cartajima, se dinamizan las neuronas y las amistades,
ya que el ser humano tiende a caminar tan sólo por el terreno
de la archiconocida estupidez, pues, es ahí, sin riesgos, donde
se siente seguro. Incondestai, una maravilla de criatura, fue,
durante toda la semana, la encargadade expansionar mi riesgo de 
aventura. Desde el avión de vuelta a casa, la ciudad que todo lo acoge
y todo lo silencia es una maravillosa apertura de tierra y mar.
Observé una vez más las nubes, e Incondestai, descansada en
una de ellas, sonreía. Pícara y angelical, como me gustan las mujeres.

Juan

2 comentarios:

  1. Me sigue sonando tan sugerente ese nombre... Incondestai...
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Ese nombre no es ficción, es pura realidad y ella también.
    Besos.

    ResponderEliminar