martes, 19 de marzo de 2013

Os quiero



         Soy de los que siempre ha criticado ese enjambre de días especiales que, tanto la sociedad civil como la religiosa y la comercial, de siempre pusieron de moda, pero el paso de los años y las circunstancias que rodean a uno, ya saben: que si los comprimidos para los mil y un achaques que van surgiendo, el comprobar que los valores van cambiando y cuesta lo suyo y la de Dios aprehenderlos, caer en la cuenta que el amor va quedando en cariño, el no poder aguantar tanta publicidad para ver una buena película de un tirón, saber que tú estás allí y yo aquí, en fin, un encadenamiento de situaciones que se mueven alrededor de la persona y del que es imposible salir airoso, consiguen, y bien visto es de agradecer, que uno termine por ponerse algo más tierno, o sea, practicar el “pucherito” en más de una ocasión y aceptar el mundo tal como es, aunque siempre con la máxima de que sino yo puedo cambiarlo, él, el mundo no me cambie a mí.

            Viene este pequeño preámbulo, rollo más bien, a que hoy día de los Pepes y de los Padres, ha sido un poquito más especial que otros 19-M. Les explico.

            Ayer, día dieciocho, tenía una nueva cita para una segunda colonoscopia al canto, ya saben. Algo hurgaron con las tenacillas de marras por la tripería de quien esto escribe. Y de aquí a unos de estos tediosos días, siempre pasado el domingo de resurrección, sabremos algo más del estado lastimoso en que se encuentra esa región tan escondida.

            Tal vez por eso, o quizá porque hoy en día tenga más amigas y amigos, he recibido una cantidad enorme de felicitaciones, llamadas, comentarios en el muro del Facebook que superan, con mucho, la de años anteriores.

            No encontrando otra forma de deciros que os quiero a rabiar, hoy he dejado otros temas más profundos, para dedicaros a todos y todas este “copo” como muestra de mi agradecimiento.


             

6 comentarios:

  1. muchas felicidades por el santo y por el copo

    ResponderEliminar
  2. Se te quiere un huevo, ¡y perdón por la expresión!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Magda, la tuya es la expresión más castiza que existe por estos lugares de montes y mares.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. No te pongas tierno, amigo, que al que y al que menos también le han hurgado con la "tenacillas"...eso para tí, nada, si lo acompañas con un buen trago. Suerte colega

    ResponderEliminar
  5. Hay quienes, a pesar de las carreras, estamos cerca (una veces más, otras menos), pero siempre por aquí,
    un abrazo fuerte

    ResponderEliminar