miércoles, 13 de febrero de 2013

El ventilador en la Diputación de Málaga



        Es cierto que el anterior Presidente socialista de la Diputación de Málaga, Salvador Pendón, tuvo algún que otro problema al frente de ente supramunicipal, pero bueno, por su forma de ser y echado para adelante como es, supo sacar pecho y, al final de su mandato, terminó mosca con propios y extraños.

            Del nuevo Presidente, Elías Bendodo, se esperaba mucho más de lo que está ofreciendo; se hizo en los pechos de Paco de la Torre, llegó al cargo con vitola de estar llamado a más altas responsabilidades, pero por una mezcla de situaciones anómalas su crédito va desapareciendo, y ahora anda entre las catetadas de “tú más y yo, menos”.

            Francisco Gutiérrez, Guti para los amigos, fue durante años un prudente y equilibrado Secretario Provincial de CCOO que llevó a la central sindical a ganarse el respeto de trabajadores y empresario. Funcionario de la Diputación, al dejar su cargo sindical ha vuelto a él, pero al poco tiempo fue requerido por Pendón para convertirse en “Defensor Provincial del Ciudadano”, cargo que ha desempeñado de forma muy digna.

            En los entresijos y despachos de la Diputación, socialistas y peperos han puesto sendos ventiladores a toda velocidad y se están tirando porquerías, tal vez menudencias de heces al por mayor. Todo comenzó porque a un ex árbitro internacional de fútbol, López Nieto, el excelentísimo señor Bendodo le ha montado la Oficina de los Alcaldes de la provincia, recibe un buen sueldo y han hecho más habitable el receptáculo para recibir a los primeros ediles de la provincia; en fin, que se ha gastado una pasta nuestra que tal vez no fuese necesaria.

            Los socialistas han protestado fuerte y, Bendodo ha dejado en la cuneta a Guti, uno de los pocos políticos que se salva de la quema. Creo que Elías, una vez más, al igual que cuando tragaba churros al tiempo que votaba en contra de la poesía, se ha equivocado; porque para qué hace falta un interpuesto con los alcaldes, cuando ya tenía alguien que conversaba directamente con el ciudadano.

            Cada vez entiendo menos la matraca de la política.


No hay comentarios:

Publicar un comentario