martes, 19 de febrero de 2013

Debate sobre el "corrup-estado" de España



          Mañana se inaugura el salto triple mortal, con red incluida, de Rajoy en el llamado “Debate del estado de la Nación”; mi consejo: ni caso, o sea, ni un segundo de pérdida de tiempo.

            El circo está servido, los leones y leonas afilan sus colmillos, palmas y pitos al por mayor, habrá payasadas, los juegos de manos abundarán, los domadores han adiestrado bien a sus respectivas fieras, todos y todas, unos por exceso y otros por defecto intentarán hacernos ver que la realidad es otra, pero ustedes y yo, por propia experiencia o por la del vecino del bloque, sabemos bastante bien del estado en que nos encontramos.

            Porque se trata de eso, de nosotros; pues la nación no es un ente abstracto con los Pirineos al norte y Marruecos al sur. La nación somos el conjunto de los habitantes y, al mismo tiempo, cada uno de ellos con sus grandezas y miserias.

            Ustedes, el vecino y yo nos conocemos, compartimos la barra hasta el día en que nos quedamos secos, aproximadamente el día 20 de cada mes, y hablamos del apuro que nos da hablar de la poca vergüenza que, en la actualidad, se ha enseñoreado de España.

            La Casa Real está en entredicho por asuntos algo turbios, existen imputados en el Congreso, les espías se han puesto de moda, seis millones de parados desesperan todos los días, las colas del Inem son interminables, los bancos se apoderan del poco parné que corretea, el cartero llama dos veces antes de repartir sobres a diestro, algunos cobrarán a siniestro, dicen que numerosos artistas pagan impuestos fuera de esta tierra, las huelgas son una amenaza constante y justa, las extras se diluyeron por arte de magia, los impuestos suben, las mensualidades bajan, los abuelos se han convertido en pequeños salvadores, la clase política (salvo honrosas excepciones) se encuentra bajo sospecha, no se sabe qué bandera hay que jurar,  todos los gastos oficiales se multiplican por diecisiete, los huevos han subido hasta ponerse de corbata, los españoles tienen miedo, etc.

            Este es el estado de España; por favor, eviten monsergas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario