martes, 29 de enero de 2013

Un ligero aplauso al Constitucional



          Bueno, de momento tendremos que conceder un ligero aplauso al Tribunal Constitucional por prohibir que, temporalmente, la ciudadanía endiñe un euro por receta en las Comunidades de Cataluña y Madrid.

            La medida se debe a los recursos que presentaron, por una parte el Gobierno de Rajoy en ambos territorios, y un grupo de senadores socialistas en el de Madrid.

            La suspensión es cautelar, más o menos unos cinco meses, hasta que, definitivamente, el TC se pronuncie sobre si admite o no la desigualdad entre la españolada.

            En mi corta forma de interpretar los hechos, creo que el Gobierno Central ya debía de haber recurrido la declaración soberanista del Parlamento de Cataluña, sin tener que esperar a los informes de la Abogacía del Estado sobre la chulada; lo digo y rubrico porque la Constitución, deja claro que la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado (Artº 1.2) y que la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española… (Artº 2).

            De manera que todo lo que sea dilatar el cumplimiento de la Carta Magna es marear la perdiz y dejación de las obligaciones del Gobierno, al tiempo que se engorda un problema en busca o a la espera de no sé qué.

            Si uno, o una, va consintiendo al otro o a la otra aquello que no puede ser, termina entrando en la camada de l@s cabroncetes, así que, como dice nuestro refranero, más vale ponerse una vez colorado, que cien amarillo, pues ya ven cómo está la utopía de la soñada independencia catalana que, hoy mismito, el gobierno de Artur Mas ha pedido al Estado, o sea a todos los tiesos de España, la cantidad de “nueve mil millones de euros” para ir tirando, al tiempo que amenaza con intensificar el gasto en las embajadas que mantiene en el exterior.

            O sea, en cornudo y apaleado puede convertirse, si es que no lo es ya, el grupillo de don Mariano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario