martes, 22 de enero de 2013

Tiza de esperanza



     Aunque intento abrir la ventana del asombro y buscar en lo gris un perfil de originalidad, nada ocurre. Porque nada trastorna, ni siquiera fugazmente, la asesina sombra de la seguridad.

     El suicido a la vida se ha consumado; la existencia, transcurre.

     Los milímetros del mañana están perfectamente encajados. Sé todo lo que va a acontecer. Lo asumo. En la quietud de la muerte, trazo una línea con tiza de esperanza.

     (De Fue un acaso de José García Pérez)

2 comentarios:

  1. Color esperanza, que decía la canción... Y que no falte. Besos.

    ResponderEliminar
  2. No faltas a la cita. besos, oh Magda.

    ResponderEliminar