miércoles, 9 de enero de 2013

Las prostitutas brasileñas y Duran i Lleida


         Ha pasado más de una docena de años que el democristiano Duran i Lleida -hermano político de Artur Mas- afirmara que dimitiría si se demostrase que su partido se había financiado ilegalmente.

            Ya saben, si es que les importa algo el cotarro político, que este último lío se debe a una concesión del Fondo Social Europeo a UDC, cercana a los cuatrocientos mil euros, para impartir unos cursos de formación a desempleados, que finalmente acabó en la sobaquera del partido en cuestión. La llamada Justicia, ay Dios, ha resuelto el atraco público de manera surrealista: nadie al trullo, UDC, o sea, nosotros con nuestros impuestos, tiene que devolver unos trescientos mil euros y santas pascuas, mientras el santo de Lleida se encuentra en Chile.

            Ante el Mundial de fútbol que se celebrará en Brasil en 2014, las prostitutas brasileñas, dado que se espera un enorme gentío internacional, han solicitado de Ayuntamientos y Gobierno que formalicen unos cursos acelerados de aprendizaje de inglés y español para entenderse con su más que posible clientela a la hora de cerrar el trato del polvete; el estado de Minas Gerais, el segundo de la tierra de Pelé, ya ha comenzado a impartir los mismos.

            Cuando el pistolero William Munny (Clint Eastwood), en esa maravillosa película titulada “Sin perdón”, se dedica a vengar, y cobrar por ello, a las maltratadas prostitutas del pequeño pueblo Big Wisky, se retira de la localidad anunciando, en alta voz, que volverá si alguien vuelve a tocar a una de ellas, he recordado algo que nadie nombra a la hora de hablar de Duran i Lleida y su formación política.

            Me refiero, claro es, a los desempleados que dejaron de aprender algunas cosillas y de cobrar una pequeña cantidad por asistencia a los fantasmagóricos cursos que nunca se impartieron.

            A las prostitutas brasileñas les salva, hasta el día de hoy, que no hay putas formaciones políticas.

            Y es que miren ustedes, prefiero las prostitutas a las putas, porque hay diferencias entre los dos conceptos. Hablaremos un día de ello.

            www.josegarciaperez.es


           

No hay comentarios:

Publicar un comentario