miércoles, 23 de enero de 2013

La estación del "siempreigual"




     La estúpida estación del "siempreigual" ha dejado un sello de idiotez. Ahora, vuelven la nostalgia, la duda y el escalofrío de la umbría esquina.

     El olor a vieja gabardina impregna el sucio ascensor. Todo se hace más familiar; hasta el escondido olvido que creíamos superado para siempre.

     Soy consciente de mi regreso al mundo de la normalidad, por ello, volveré a ajustar la tuerca del disparate en sentido inverso a las agujas del reloj, y el tiempo invertirá su orden.

     (De Fue un acaso, de José García Pérez)
 

2 comentarios: